Inseguridad en Barcelona

Un mena agrede al vigilante en Barcelona que frustró el robo de 3 magrebíes a un turista

Los hechos ocurrieron este jueves, en torno al mediodía, en una céntrica calle del centro de Barcelona.

La inseguridad de la Barcelona de Colau espanta al turismo asiático tras la muerte de la doctora Kim

El vigilante de seguridad de una tienda situada en la calle Canuda de Barcelona, en pleno centro de la ciudad, se encuentra herido tras ser apuñalado por un joven magrebí. Al presunto agresor le acompañaban dos MENAs (menores extranjeros no acompañados), que minutos antes habían atacado a un turista mexicano que se encontraba paseando junto a su familia.

El empleado de seguridad detectó a los tres ladrones e intentó retenerles, ante sus claras intenciones de escapar del lugar. Sin embargo, en un momento dado, uno de ellos se abalanzó sobre el vigilante apuñalándole varias veces.

El vigilante, herido, quedó tumbado en la acera a la espera de los servicios de emergencia. La zona donde ocurrieron los hechos es un área muy transitada, ya que conecta el Portal del Ángel con Las Ramblas.

El agresor fue finalmente retenido por dos compañeros de la víctima del apuñalamiento, que consiguieron reducirle tal y como se puede ver en las imágenes a las que ha tenido acceso OKDIARIO. El joven, de origen magrebí, fue retenido por ellos hasta que llegó la policía. El herido fue trasladado a un centro de salud.

Inseguridad creciente

El de hoy no se trata de un incidente aislado: en las últimas semanas los MENA han protagonizado varios robos que han acabado con trágicas consecuencias. El más mediático de todos, la muerte de la viceministra de Corea del Sur después de que un individuo en motocicleta le tirara del bolso en la zona de Diagonal Mar. Le provocaron una caída que terminó, días después, costándole la su vida.

Grupos de MENAs también protagonizaron escenas de gran tensión en el municipio de Calella, a cincuenta minutos de Barcelona, donde la Generalitat ha trasladado a vivir a un grupo de inmigrantes no acompañados.

Desde su llegada, denuncian los vecinos, se han disparado los robos y los actos delictivos. Algunos de ellos con violencia, lo que ha provocado las quejas entre los habitantes del municipio.

664€ de paga

El Ayuntamiento de Barcelona de Ada Colau y la Generalitat cifra en un 18% el número de menas que delinquen, alrededor de los 1000. Cabe recordar también que, hace unas semanas, el Parlament aprobó dar una paga de 664 euros mensuales a jóvenes extutelados por la Generalitat, en su mayoría inmigrantes no acompañados como los protagonistas de estas acciones delictivas.

Tras cumplir la mayoría de edad, los MENAs tienen que abandonar las instalaciones de los servicios sociales, muy saturadas por el gran número de menores que llegan a Cataluña sin control.

Desde hace más de un año, la falta de espacios donde alojar a estos jóvenes ha provocado que varias comisarías de los Mossos se hayan convertido en dormitorio para los mena. La Generalitat los manda a dormir a edificios policiales ante la falta de camas, lo que también ha provocado la queja de agentes y sindicatos.

Lo último en España

Últimas noticias