Crisis migratoria

Marlaska prepara la dispersión de los inmigrantes ilegales de Arguineguín por el resto de España

Interior ya consulta las plazas disponibles en la península para reubicarles

La Policía expulsa de Arguineguín a 10 inmigrantes con antecedentes penales en sus países

inmigrantes
Muelle de Arguineguín. Foto: EFE

Decenas de inmigrantes han abandonado ya Gran Canaria por su cuenta a bordo de ferrys con destino a otras islas del archipiélago. En la situación actual con sus pasaportes no tienen permitido viajar hasta la península por ningún medio legal, pero ya se ha detectado a varios inmigrantes intentando comprar billetes de avión para volar hacia otras ciudades españolas. Para eso hace falta una autorización expresa del Ministerio del Interior con el fin de reubicarlos en otras ciudades y aliviar a Gran Canaria. Y hay un plazo marcado: el 13 de diciembre como fecha del final del operativo policial de Arguinegín. Fuentes policiales aseguran a OKDIARIO que ya se están consultando las plazas disponibles en varias localidades de cara a traslados a medio plazo.

Gran Canaria y Marruecos se convierte hoy en epicentro de la presencia gubernamental española para tratar de resolver la gravísima situación que desde hace meses ha provocado la presencia masiva de inmigrantes en la isla de Gran Canaria. Más bien la reacción llega con la publicidad mediática, ya que el drama de Arguineguín lleva ocurriendo ya varios meses en las islas, de ahí el incremento de un 1000% en la llegada de inmigrantes con respecto a 2019.

Consciente de la dificultad de la situación, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha blindado la isla con presencia policial llegada desde otras partes del archipiélago y la península y esos policías de refuerzo, todos especializados en el control de masas y antidisturbios (UIP) ya saben hasta cuando tendrán que estar allí: 13 de diciembre. Esa es la fecha elegida por Interior para finalizar un dispositivo especial que deberá renovarse cada 15 días con nuevos agentes. Nadie confirma a este medio que esa fecha sea definitiva ya que si la situación persiste podría prorrogarse, lo que chocaría con los intereses de Interior. Marlaska quiere este asunto zanjado antes de las Navidades.

Información y Frontex

Por eso está hoy en Marruecos. Los servicios de Información y el Frontex, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, han transmitido al titular de Interior una realidad que algunos ministros maquillan en sus intervenciones. Senegal, Mali o Mauritania han pasado a ser actores secundarios en esta nueva crisis migratoria. Marruecos es ahora el verdadero problema. Precisamente fuentes directas del Frontex confirman a OKDIARIO la información recibida por Marlaska. “El perfil del inmigrante ilegal que llega a Canarias se ha transformado radicalmente en los últimos meses. Antes de la pandemia las llegadas se producían desde las costas de Mauritania, desde Dakla o Cabo Bojador. Ahora el origen detectado está más al sur, más cerca de las costas de Gambia, desde donde arrancan travesías de apenas 500 kilómetros. El 80% del pasaje de estas embarcaciones es marroquí”. Por eso Marlaska necesita hoy convencer a su homólogo marroquí de que traslade la vigilancia de sus costas hacia estas áreas.

Marlaska prepara la dispersión de los inmigrantes ilegales de Arguineguín por el resto de España
Inmigrantes ilegal hacinados en Canarias tras haber llegado en pateras. (Foto: Efe)

Pero no sólo ha cambiado el origen geográfico de los cayucos y sus ocupantes, también se ha modificado su perfil demográfico. “Hasta marzo viajaban personas que literalmente tenían poco o nada. Muy jóvenes y muchas mujeres embarazadas. Eso también ha cambiado. Se han detectado muchas personas que en Marruecos vivían del sector turístico y que con el cierre de fronteras por el Covid han cogido lo que tenían de dinero en efectivo y se han subido a los cayucos. Esto no es un fenómeno nuevo. Ya lo vimos en Siracusa en 2015 con los inmigrantes provenientes de Siria”.

Detectados comprando billetes

Esa cierta autonomía de algunos de estos nuevos inmigrantes ha provocado que tras pasar tres días bajo custodia policial algunos ya hayan abandonado Gran Canaria en ferry. A otros se les ha detectado comprando billetes de avión para viajar a la península. Ante esta situación se ha vetado cualquier posibilidad de hacerlo e Interior tiene que autorizar esos traslados que serán vuelos humanitarios a según qué zonas de la España peninsular cuya presión en sus plazas de acogida sea menor.

Mientras esto ocurre las cuentas no les salen a los que tienen que lidiar con esta crisis a diario. “Si tienes un muelle con 2.000 personas y sacas a 800 hacia los terrenos militares de Barranco Seco pero cada día llegan otras 100 el problema lo has resuelto solo durante una semana”, afirman fuentes presentes en el muelle a OKDIARIO. Las mismas que cuantifican en 7.000 las plazas hoteleras ocupadas por inmigrantes. El sitio y el tiempo se están acabando en Gran Canaria.

Lo último en España

Últimas noticias