Madina ya no acude a un solo acto del PSOE de Pedro Sánchez

Susana Díaz y Eduardo Madina
Susana Díaz y Eduardo Madina. (Foto: AFP)

El diputado del PSOE y afin a Susana Díaz, Eduardo Madina, ha sido la ausencia más destacada en la primera reunión del grupo parlamentario del socialista tras la victoria de Pedro Sánchez, celebrada este lunes.

El gesto no ha pasado desapercibido para sus compañeros de partido, tanto entre los partidarios de la presidenta de la Junta como del nuevo líder socialista.

En los últimos días, Madina ha evidenciado el profundo malestar que le ha provocado la elección de Sánchez. El diputado, que en su día compitió con el renovado líder socialista, ha renunciado a defender la ponencia marco el 39 Congreso del partido y, este lunes, ha anunciado la decisión de no participar más en representación del partido en la tertulia del programa radiofónico de la Cadena Ser, Hora 25. Su sustituto será Odón Elorza, uno de los principales apoyos de Sánchez.

A la renuncia de Madina a defender la ponencia marco se une también la del economista José Carlos Díez. El diputado vasco considera que “no tiene sentido” participar en explicar una ponencia que saldrá profundamente alterada por las 84 enmiendas presentadas por los ‘pedristas’.

Madina ha sido uno de los mayores críticos de Sánchez y su futuro político es una incógnita. Muestra de su desacuerdo con el secretario general es que, en la noche de las primarias, renunció a comparecer junto a Susana Díaz para valorar el resultado. Madina vio el momento desde la quinta planta de Ferraz, en la oficina habilitada para los candidatos, y después abandonó discretamente la sede socialista.

Desde entonces se ha mantenido en un ‘perfil bajo’ y ha evitado todas las declaraciones públicas, incluido el pleno de Presupuestos, este lunes, al que no ha asistido.

En fuentes socialistas ya se anticipaba que el diputado sería uno de los grandes ‘señalados’ por Sánchez en su regreso a la dirección socialista. Aunque el nuevo secretario general no puede hacerle abandonar el escaño, sí aislarlo de forma que la relación se haga completamente insostenible. El silencio alimenta además la tesis de que pueda acabar renunciando por su propia iniciativa.

El diputado no ha ahorrado en críticas contra Sánchez, al que ha culpado de llevar al PSOE a sus peores resultados históricos o de anteponer sus propios intereses a los del partido.

Últimas noticias