Illa no cree que el fin de la pandemia esté cercano: «Será necesaria una tercera dosis de la vacuna en 2022»

El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, cree que aunque haya motivos para la esperanza ante la pronta llegada de la vacuna contra el coronavirus, aún quedará un tiempo para que la humanidad acabe con esta enfermedad en cuanto a algo que condiciona la vida del planeta. «Posiblemente será necesaria una tercera dosis de la vacuna en 2022» ha planteado el máximo responsable sanitario del país.

El dirigente ha explicado que «algunas vacunas serán gratuitas desde el sistema público de salud, no serán obligatorias y se distribuirán con cita previa. El reparto será equitativo y las iremos proporcionando según las decisiones de los expertos». De cara a la incipiente llegada de las prumera vacunas, ha detallado que «el próximo lunes la Agencia Europea del Medicamento emitirá una ficha técnica con los detalles de la vacuna y cómo se debe suministrar, a partir de la cual se hará una campaña de comunicación tanto para sanitarios como para la población con los detalles.

De este modo, según los planes que ya se habían comunicado en las horas anteriores, «podremos empezar a vacunar a partir del 27 de diciembre, gracias a un esfuerzo sin precedentes de la ciencia. Ahora podemos hablar el inicio del fin de la pandemia y creemos que para finales de verano más del 70% de la población ya estará vacunada».

Eso sí, a corto plazo, estima el ministro Illa, no podremos olvidarnos de las precauciones, nada más lejos de la realidad, «porque esta situación puede volver a pasar». Como invitado especial en la edición anual de los ‘Premis Pimes 2020’, Illa ha analizado sobre el balance entre salud y economía, tan delicado durante la crisis sanitaria y también económica, que se ha tenido en cuenta porque no se entiende una sin la otra y «porque la economía es el primer determinante social de la salud. Un país con una economía pobre tiene una salud pobre».

En este sentido, ha echado balones fuera en la comparación entre las medidas tomadas en Madrid y en Barcelona, mucho más beneficiosas para la actividad económica en la capital sin que haya supuesto perjuicio sanitario alguno, como muestran las cifras. Las comparaciones «no son buenas» en este caso, ha dicho Illa, cuyas iniciativas en muchas ocasiones han ido en contra de los intereses directos del Gobierno de la Comunidad.

Una ley de amnistía «no tiene encaje»

Por otro lado, y en calidad de dirigente de los socialistas catalanes -Illa representa al PSC en el Gobierno de Sánchez-, el ministro ha afirmado que una ley de amnistía «no tiene encaje en este momento», después que el Parlament haya aprobado este viernes una propuesta de resolución conjunta de JxCat, ERC y CUP para instar al Congreso a aprobarla.

«Creo que el camino de la amnistía no es el camino correcto, porque no tiene encaje constitucional», ha defendido Illa en una entrevista en TV3 también realizada este mismo viernes, en la que ha dicho que la sociedad catalana necesita reencontrarse consigo misma y con el resto de España.

En el último pleno de la legislatura, la iniciativa ha prosperado con el apoyo de los grupos impulsores, la abstención de los comuns -que había presentado enmiendas al texto- y el voto en contra de PSC-Units, Cs y PP.

Lo último en España

Últimas noticias