Garzón avisó al PSOE de que Pablo Iglesias "no es de fiar"

Alberto-Garzon-Pablo-Iglesias
Alberto Garzón junto a Pablo Iglesias durante una reunión. (Foto: EFE)

El líder de IU, Alberto Garzón, advirtió a los socialistas de que Pablo Iglesias "no es de fiar" cuando el PSOE de Pedro Sánchez negociaba con Podemos para intentar formar gobierno y evitar conducir al país a unas nuevas elecciones, así lo cuentan fuentes socialistas cercanas a Pedro Sánchez.

Estas fuentes aseguran que Garzón ha calificado en privado a Iglesias de "mentiroso" y que ha pactado con él obligado por la deuda millonaria que tiene IU y que arrastra desde la época de Julio Anguita.

Lo que se presenta en público como la gran amistad de Iglesias y Garzón, que recientemente escenificaron fundiéndose en un abrazo al sellar su alianza, no es más que otra teatralización de la formación morada. Igual que lo fue el paseo que se dieron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias por la Carrera San Jerónimo. Fuentes socialistas apuntan que Podemos quería no hacer la caminata tan larga y tomar café en la Puerta del Sol, pero el PSOE no quiso. Aquello fue preparado para las cámaras y estaba pactado, como todo lo que hace el secretario general de Podemos. Iglesias le dio un apretón de manos y le regaló el libro "Historia del baloncesto en España", con aquella dedicatoria: "Es bueno empezar por lo que nos une. Un abrazo". Todo para nada, entonces Iglesias ya tenía claro que no iba a apoyar a Sánchez ni a permitirle llegar a la Moncloa y estaba haciéndose su propia campaña de cara a las elecciones, las que ya sabía que se iban a producir el 26J.

Mientras Pablo Iglesias hacía su campaña de cara a los comicios de junio, Garzón era partidario de facilitar la formación de un Gobierno presidido por Pedro Sánchez pero sin entrar a formar parte del mismo, quedándose en la oposición, cuentan otras fuentes, que explican que la intención era que el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no continuara dirigiendo el país. Para Garzón prevalecía echar al popular, agregan, pero Pablo Iglesias quiso nuevas elecciones porque consideraba que podía mejorar los resultados del 20D y también sabía que Garzón accedería a presentarse en coalición. Así, Podemos asumía lo que no quería antes del 20D cuando cerró la puerta a Garzón, pese a la insistencia del portavoz de IU en concurrir juntos a los comicios. Y finalmente Sánchez, muy a su pesar, tuvo que decirle al Rey y a la opinión pública que no contaba con los apoyos suficientes para ser investido presidente: "Estamos abocados a nuevas elecciones".

En Ferraz señalan que la postura mantenida por Pablo Iglesias durante el proceso de negociación le va a hacer perder votos, y se mantienen seguros de que el PSOE seguirá siendo la referencia en la izquierda. Sin embargo, son muchos los que creen que el ‘sorpasso’ de la coalición Podemos-IU a los socialistas será una realidad el próximo 26 de junio.

Por otro lado, a Garzón, tras su acuerdo con Podemos, no se le han resuelto sus problemas, ahora se enfrenta a la pérdida de apoyos de cara a la Asamblea Federal de IU que tendrá lugar en junio. Dicho pacto, según fuentes de la formación, ha sentado muy mal en algunas federaciones, como la valenciana y andaluza, donde hay un gran descontento por las posiciones que ocupan los de IU en las listas.

Últimas noticias