García-Page quiere que se regulen los debates y se "penalicen los insultos y las mentiras"

Emiliano García-Page
Emiliano García-Page

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, quiere que en la regulación de los debates electorales se pongan límites "penalizando los insultos y las mentiras".

El secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha y presidente de la Comunidad Autónoma, Emiliano García-Page, ha sugerido que "ya es hora" de que se regulen los debates electorales y que se establezcan los límites en ellos, "penalizando los insultos y las mentiras".

Ante cerca de un centenar de asistentes a un desayuno en La Villa de Don Fadrique (Toledo), en el que también ha participado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, el líder de los socialistas castellano-manchegos ha hecho referencia de esta manera a los debates electorales organizados este lunes y martes entre los principales candidatos a la Presidencia del Gobierno en RTVE y Atresmedia, según ha informado el PSOE en nota de prensa.

De cualquier modo, el también presidente regional ha mostrado su deseo de que, tras ambos debates, la ciudadanía "gane en certidumbres", y ha considerado que tras las elecciones del próximo domingo debe imperar un clima de "estabilidad", similar al que se ha aportado a la región en los últimos cuatro años.

Una legislatura en la que ha llegado la recuperación, ha dicho, subrayando que esa "recuperación" iniciada en Castilla-La Mancha "tiene que acabar" y para ello "son necesarios cuatro años más" y un Gobierno "muy potente" en la región que exija al Gobierno de España que atienda sus necesidades.

 

Lo último en España