El crowdfunding de Podemos no le cubre ni la mitad de la campaña

pablo iglesias
Pablo Iglesias, Xavier Domènech y Ada Colau (Foto: EFE)

Podemos presume frecuentemente de financiarse a través del sobrante de los sueldos de sus políticos y de las donaciones de sus militantes. Así lo intentó también en la campaña de las elecciones catalanas donde recaudó la mitad de dinero que gastó, 338.400€ de los 700.000€ que necesitaba. Sin embargo, los continuos problemas en el partido catalán provocaron que la formación morada no alcanzase la cifra deseada.

El cansancio provocado por las disputas entre la cúpula estatal con el ex secretario general del partido en Cataluña, Albano-Dante Fachin ha desgastado la ilusión de los votantes de Podemos.

"Ayúdanos a financiar las campañas electorales suscribiendo un microcrédito Podemos. Cuando nos ingresen la subvención electoral te devolveremos la cantidad aportada", anuncian en su página web.

El partido de Iglesias pretende reflejar "transparencia" con este tipo de medidas: "En Podemos no queremos depender de bancos ni de los poderes económicos y por eso nuestro objetivo ha sido ampliar al máximo la base de donantes y colaboradores. En total en todas las campañas electorales conseguimos recaudar 6.187.900€ mediante microcréditos de 100€ , 500€ y 1000€ y todos y cada uno de los préstamos han sido devueltos en su totalidad", afirman. 

Por si acaso las cosas no salen como ellos esperan, el partido advierte que existe la posibilidad de que "la subvención fuera menor que el total del préstamo recibido", por lo que se devolverá de "forma proporcional en el plazo máximo de 12 meses".

Iglesias sigue sin reaccionar

Este no es el único problema procedente de las elecciones catalanas. Los críticos con la cúpula estatal reprochan a Iglesias que no haya dado la cara ante el desastre electoral de Catalunya En Comú.

"Aquí alguien tiene que decir algo ya", se quejan fuentes internas del partido a OKDIARIO.

Catalunya en Comú Podem consiguió únicamente ocho diputados en las elecciones del pasado 21 de diciembre, tres escaños menos de los que disponía en el disuelto Parlament.

Tras los malos resultados la reacción de Iglesias ha sido de silencio. Conocedor del castigo de la militancia que no vio con buenos ojos su intervención directa en el partido en Cataluña, el secretario general de la agrupación morada no ha entrado en debate ni valoraciones. "Se cargaron a Albano y su solución ha sido peor que el problema", añaden las mismas fuentes.

Lo último en España

Últimas noticias