La Complutense acogerá la nueva iniciativa de Pablo Iglesias: la Universidad Podemos

Populismos
Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y otros miembros de Podemos, a las puertas del Congreso de los Diputados (Foto: Getty)

Podemos celebrará del 22 al 25 de septiembre su ‘Universidad Podemos’, un espacio en el que, como el propio partido explica a través de la web, abrirá un debate sobre el futuro de la formación y “la necesidad de construir un partido movimiento” en las instituciones y fuera de ellas. Las jornadas están organizadas por la fundación afin a Podemos, el Instituto 25M. 

Para celebrar estas jornadas, Podemos ha alquilado varios espacios en la Universidad Complutense de Madrid, en concreto, en la Facultad de Filología, lo que ha provocado polémica en tanto supone la utilización de un espacio universitario público para un fin de evidente intención política.

Como se puede ver en el programa, la mayor parte de las ponencias se enmarcan en la ideología del partido (“Terrorismo internacional: ¿hacemos la guerra o construimos la paz?”, “Populismo, republicanismo e institucionalismo”, “Distribución de la renta, crecimiento económico y sostenibilidad ecológica: un cambio de paradigma para las políticas progresistas”, “Acción institucional en la UE: entre lobbies, puertas giratorias y molinos de vientos").

Otras, se vinculan ya directamente en su enunciado al partido de Iglesias: “Podemos y el nuevo ciclo político: de la máquina de guerra electoral”, “Podemos y el nuevo ciclo: de la organización del movimiento popular”, “Camino de transición a movimiento popular: arrancando el motor social de Podemos”).

El debate no es sin embargo tal, ya que en el listado de más de 250 ponentes, la gran mayoría son miembros de la cúpula de Podemos, diputados de la formación y personas que han estado vinculadas de forma directa con el partido.

Una actividad lucrativa

Desde la formación no se ha ocultado que estas jornadas tienen como propósito “repensar colectivamente un Podemos renovado”. De hecho, en su presentación, la pasada semana, el número dos Íñigo Errejón invitó a debatir “con fraternidad” sobre el futuro del partido para “trazar una fuerza que vaya más allá” de los resultados electorales.

Pero, al mismo tiempo, las jornadas son también una actividad lucrativa para Podemos. Los precios van desde los 15 euros que cuesta asistir a una jornada a los 45 por el abono completo. Asimismo, el partido establece precios especiales de 27,5 euros para los socios del Instituto, estudiantes, parados, pensionistas y jubilados, y para jóvenes de 12 a 17 años. A este colectivo dirige lo que denomina ‘itinerarios’, unos espacios de debate sobre temas como historia, comunicación o filosofía.

La Universidad se desvincula de una actividad "privada"

Desde la Complutense se desvinculan del contenido de esta actividad que consideran "privada" y defienden la libertad para alquilar espacios, sea cual sea la finalidad y "siempre que no vayan en contra de la imagen” de la Universidad.

No obstante, no es habitual que un partido político haga uso de espacios públicos de este tipo para convocar un acto de marcada finalidad política. De hecho, desde la Complutense se remiten como precedente al acto de cierre de campaña de Felipe González, en 1982. Entonces, no obstante, no se utilizó un pabellón ni un local cerrado, sino que el mitin tuvo lugar en la explanada del Campus Universitario.

Otra polémica Complutense-Podemos

El asunto supone un capítulo más en la polémica relación de Podemos con la Universidad Complutense. Hace unos días se conoció también que Juan Carlos Monedero figura como profesor de dos asignaturas para este curso, pese a que en julio fue inhabilitado con la suspensión de seis meses de empleo y sueldo por no declarar sus informes de asesoría a gobiernos bolivarianos.

Desde la Universidad se defiende que Monedero no ha recurrido aún la sanción y por tanto, inhabilitarle sin haberse cumplido este plazo sería ilegal.

Como publicó OKDIARIO, la Complutense congeló la resolución del expediente sobre esta sanción hasta una vez pasadas las elecciones de junio, para evitar que el escándalo estallase en plena campaña.

También este diario informó de los cuatro “contratos de asesoría” suscritos entre Podemos y esta Universidad para que la secretaria de Estudios y Programas, Carolina Bescansa, realizase distintos estudios sociológicos para el partido. Bescansa cobró17.000 euros por elaborar estos informes sobre los distintos procesos electorales celebrados en 2014 y 2015.

Últimas noticias