Colau se olvida de su promesa de «sólo 8 años» y volverá a presentarse para un tercer mandato

Ada Colau corrupción
Ada Colau.

«Para evitar la profesionalización de la política y para facilitar la implicación de gente diversa en las tareas institucionales, creemos conveniente establecer un límite temporal de dos mandatos para todos los cargos electos». Esta es la frase literal que recoge el apartado de Principios de Barcelona en Comú. Sin embargo, Ada Colau parece querer agarrarse al poder y ha anunciado que volverá a presentar su candidatura a la Alcaldía de Barcelona.

Así lo ha anunciado en una rueda de prensa junto a los tenientes de alcalde de su formación, Janet Sanz, Laura Pérez y Jordi Martí. «Será un honor y una poder optar al tercer mandato a la Alcaldía para consolidar este proyecto de la Barcelona del futuro, un nuevo modelo de ciudad que ya se hace visible», ha señalado al respecto.

A pesar de que los estatutos de la formación a la que representan marcan como límite dos legislaturas, la regidora -que llegó al poder en 2015- volverá a presentarse a los comicios municipales en 2023.

En caso de que revalide el cargo, ha dicho, será «su último mandato» porque considera que «tres son suficientes», aunque en un principio apuntaba a que el máximo serían dos legislaturas. A su juicio, con el tercero podría culminar el proyecto y, a partir de entonces, dar el relevo a otro candidato.

En su opinión, el proyecto vale la pena y necesita un tercer mandato porque hay proyectos en marcha que merecen ser terminados. Por ello, ignorando lo que ella misma defendía, intentará repetir por tercera vez al frente de la Alcaldía de la ciudad condal.

Consolida algunos cargos antes de su posible marcha

Ante la incertidumbre de lo que ocurrirá en las próximas elecciones, Ada Colau prepara los cuarteles de invierno para los suyos. Un total de 17 asesores y cargos ligados a Barcelona en Comú han aprobado unas oposiciones para entrar en una bolsa de empleo del Ayuntamiento. En el PSC, que ejerce de socio de coalición, tampoco ven muy claro su futuro en el Gobierno municipal y otros dos empleados socialistas también han pasado la prueba.

Hace unas semanas ya estalló la polémica porque un concejal del Ejecutivo barcelonés, el responsable de Transición Ecológica, Eloi Badia, se presentaba a las oposiciones que él mismo precisamente anunció. Finalmente, tras la presión de la oposición y los medios de comunicación, optó por renunciar. No obstante, 17 compañeros de filas en Barcelona en Comú se han puesto las pilas para tener un futuro con sueldo fijo como funcionario.

En total se inscribieron 16.000 personas, de las cuales se presentaron a las pruebas 8.000 y ahora se destapa que entre los aprobados hay casi una veintena del equipo de Ada Colau y Jaume Collboni (PSC). Se da la circunstancia de que no había temario, por lo que las sospechas de información privilegiada en estas personas ligadas a la Corporación municipal se han disparado. Simplemente, haber trabajado en la Administración municipal les daba ventajas frente al resto de candidatos.

Entre otros, Álvaro Parro, comisionado de Economía Social; Roger Clot, asesor de la 2ª tenencia de la Alcaldía; Tatiana Guerrero, asesora de la 4ª tenencia de la Alcaldía, Elia Gran, asesora de Salud; o Elisa Miralles, asesora de Presidencia. Así hasta completar el total de 19 aprobados. En algunos casos se obtienen notas por encima del 8 y del 7 sobre un máximo de 10.

Lo último en España

Últimas noticias