Consejo General

Ciudadanos manipuló su Asamblea para colocar a peones de Arrimadas en el máximo órgano del partido

Inés Arrimadas PSOE
Arrimadas en un Consejo General de Ciudadanos. (Foto: Cs)

La candidatura falseada -en la antigüedad de dos miembros- con la que Inés Arrimadas concurrió a las primarias de 2020 y se convirtió en presidenta del partido no fue la única irregularidad de la V Asamblea General. Según ha podido saber OKDIARIO de fuentes internas, también hubo orden de retirar «ilegalmente» una enmienda a los Estatutos -que también se debatían en aquel cónclave- para que el aparato controlara el Consejo General, esto es, para incluir al mayor número de peones del proyecto de Arrimadas.

De los 125 miembros electos no salió elegido ningún representante del sector más crítico, que lideraba el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea. Así, su equipo lamentó que Inés Arrimadas no quisiera integrarles en el nuevo Consejo General renunciando «a construir un partido plural». Además, este órgano tiene entre sus competencias fiscalizar la gestión de la dirección nacional de Cs o promover una moción de censura.

Durante el proceso de confección de los Estatutos todos los afiliados podían participar en su elaboración presentando enmiendas a través de las agrupaciones. La Comisión de Estatutos era la responsable de su redactado y la Asamblea General -que fue telemática por la pandemia- de su aprobación. Durante dicho proceso de aprobación, se incorporaban una serie de enmiendas, mientras que las no incorporadas pasaban a ser votadas por todos los afiliados para su debate durante la V Asamblea General.

Una de las enmiendas aprobadas e incorporadas inicialmente a los estatutos fue aumentar la antigüedad para ser consejero general de 18 a 48 meses a fin de garantizar así que sus miembros tuviesen un compromiso histórico con Ciudadanos. Esta enmienda fue elevada por la agrupación de Villena (Alicante). Sin embargo, fuentes internas señalan a OKDIARIO que el equipo de Inés Arrimadas, a través de Andrés Betancor, asesor jurídico de Cs, decidió «retirar esa enmienda de forma unilateral, eliminarla y ni siquiera introducirla para ser votada por los afiliados».

Es decir, según explican tales fuentes, el aparato no sólo retiró ilegalmente una enmienda que había sido aprobada si no que «coartó la libertad de los afiliados que pudiesen votar esa enmienda». No se arriesgó a una votación que pudiera ser contraria a sus intereses.

Vía libre

Según el acta de una reunión de la agrupación de Villena el 13 de mayo de 2020, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, Betancor se puso en contacto con María del Carmen Martínez Clemor, concejal y portavoz en el Ayuntamiento de este municipio alicantino, para decirle que «dicha enmienda, en principio había sido admitida y aceptada para su debate y votación en la V Asamblea General», pero que ello se había producido «por un error que él mismo asumía, informándole que finalmente no sería debatida y por lo tanto no sería propuesta para su votación». De esta manera, la candidatura oficialista de Inés Arrimadas tenía vía libre para colocar en el Consejo General, máximo órgano político del partido entre asambleas, a consejeros afines con menos de 48 meses de antigüedad.

El acta de la agrupación de Villena recoge que «según palabras del propio Sr. Betancor, la dirección descubrió una vez admitida y aceptada a trámite nuestra moción, que de mantenerla en dicha situación, ser debatida y potencialmente aprobada, no podrían haber admitido a algún miembro para el Consejo General que pudieran tener intención de nombrar, ya que en dicha moción se pedía pasar de 18 a 48 meses de antigüedad en la militancia para poder pertenecer a este Consejo General, y es posible que algún candidato de los que tuvieran previsto nombrar no los tuviera», explicó la agrupación a sus militantes.

Acta de la reunión de la Agrupación de Villena.

«Pensamos que en ningún momento se ha cumplido con la oficialidad y normativa que corresponde, ni en la comunicación hacia nuestra Agrupación de los hechos, ni en la forma de proceder para retirar de su debate y votación dicha enmienda que fue admitida y aceptada», añade el acta.

Además, fuentes internas apuntan a OKDIARIO que tampoco se informó de esta maniobra a la Comisión de Estatutos que era la responsable de la ponencia. «Es más, esa enmienda había sido aceptada e incorporada a la ponencia tal y como acordó dicha Comisión, pero después, sin conocimiento de ésta fue retirada», señalan tales fuentes.

«Por error»

Este periódico también ha tenido acceso a la carta que el asesor jurídico remitió a la coordinadora de Villena, María del Carmen Martínez Clemor. En dicha misiva con fecha de 27 de abril de 2020, Betancor, que era ponente de la Comisión de Estatutos en la V Asamblea General, afirmó que «por error se aceptó la enmienda promovida por vuestra Agrupación de Villena (Alicante) consistente en incrementar la antigüedad a 48 meses para ser vocal del Consejo General. Sin embargo, no se tuvo en cuenta que en el artículo 21 de la misma ponencia de Estatutos se fija la antigüedad en 18 meses para ser miembro del Consejo General», esgrimió.

Carta del asesor jurídico a la Agrupación de Villena.

«Esta contradicción, obediente a un descuido, sólo puede resolverse corrigiendo el error para que los dos artículos tengan un contenido coherente, lo que, además, permitiría una ampliación del ámbito subjetivo del disfrute de derecho al acceso al órgano», agregó el responsable del aparato para justificar el enjuague. Junto ello, dijo sentir los «perjuicios que os hemos podido causar». Por su parte, la agrupación de Villena barajó llevar este asunto a los tribunales, pero carecía de los medios y los recursos para ello.

Lo último en España

Últimas noticias