Separatistas acosan a C’s por retirar del Ayuntamiento de Reus un cartel a favor de los golpistas

Comentar

Militantes de Ciudadanos (Cs) han retirado hoy una pancarta a favor de los políticos independentistas presos colgada en la fachada del Ayuntamiento de Reus (Tarragona). El alcalde, Carles Pellicer (PDeCAT), les ha increpado y ha intentado impedirlo desde el balcón del consistorio.

Según ha informado Cs, han retirado la pancarta del Ayuntamiento para dar “cumplimiento a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que insta a garantizar la neutralidad y el respeto a la pluralidad de los ciudadanos”.

Esta es una “acción reivindicativa más” de la campaña #SonDeTodos, según ha precisado el partido naranja. “La actividad se ha desarrollado sin violencia” y a plena luz del día, pese a lo cual el alcalde se ha dirigido a los partidarios de Ciudadanos y “les ha increpado”, según Cs. Poco después, el regidor nacionalista ha vuelto a colocar la pancarta.

Varios vídeos difundidos por las redes sociales muestran que dos personas, acompañadas por dos concejales de Cs en el Ayuntamiento, descuelgan la pancarta desde la calle con ayuda de una escalera y una pértiga. Desde la calle una mujer les ha insultado: “¡Sinvergüenzas!”. A lo que uno de los miembros de Ciudadanos le ha replicado: “¡El Ayuntamiento es de todos!”

El alcalde vuelve a poner la pancarta

También se observa al alcalde intentando evitar que se llevaran la pancarta, estirando de ella desde el balcón de la fachada consistorial. El regidor, Carles Pellicer (PDeCAT) ha informado, en una conferencia de prensa posterior de que presentará dos denuncias ante los Mossos d’Esquadra.

Una, porque “nadie puede atacar la sede de la soberanía popular, y si hay una pancarta en el Ayuntamiento es porque la mayoría de los representantes de la soberanía popular lo han decidido”. La segunda, por haber recibido “amenazas e injurias” en este episodio, que ha provocado tensión en una de las zonas más céntricas de la ciudad.

Pellicer ha acusado directamente a CS de ser los responsables de “fractura social y enfrentamientos graves” por estos hechos. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en su perfil de Twitter ha dado las “gracias” al alcalde por su actitud “contra la intolerancia y por la libertad de expresión”.

Lo cierto es que la actuación que ha llevado a cabo Ciudadanos es plenamente legal, ya que está respaldada por la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que establece que no pueden colocarse en edificios y espacios públicos emblemas partidistas como las esteladas.

Desde Bruselas el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha utilizado este incidente para comparar a Ciudadanos con la “derecha extrema” austríaca. Durante su huida de la Justicia española, Puigdemont ha recibido el respaldo de la extrema derecha belga, de la extrema derecha xenófoba de la Liga Norte que gobierna en Italia, y del líder de la extrema derecha rusa Vladimir Zhirinovski, principal aliado del presidente Putin.

El incidente se suma al ocurrido la semana pasada en Valls (Tarragona), cuando unos desconocidos descolgaron, por la noche, una pancarta similar a la de Reus colgada en la fachada del Ayuntamiento. El alcalde, Albert Batet (PdECAT) también anunció que denunciaría los hechos ante los Mossos d’Esquadra.

Últimas noticias