Memoria Histórica

Calvo contrata a dedo a un ex asesor del PSOE por 18.000 € para impulsar el portal de Memoria Histórica

El procedimiento seguido por Presidencia ha sido el de "contrato menor" por lo que no habido concurso público

El Gobierno vuelve al guerracivilismo tras el Covid y anuncia un plan de exhumaciones en toda España

Carmen Calvo
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

El Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática que dirige Carmen Calvo ha encargado a Andrés Lara García-Asenjo, ex asesor de prensa del PSOE y del Ministerio de Vivienda del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, impulsar el portal web de Memoria Histórica.

Según ha podido saber OKDIARIO, el procedimiento seguido por el departamento de Calvo ha sido el de «contrato menor» por lo que no habido concurso público, esto es, concurrencia abierta de empresas candidatas, sino que se ha otorgado directamente a Andrés Lara García-Asenjo. Se consideran «contratos menores» de servicios los de un importe inferior a 15.000 euros IVA excluido o 18.150 euros con IVA del 21% incluido.

En concreto, la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, que ostenta Fernando Martínez López, ha adjudicado este expediente por un importe de 17.908 euros. Y como objeto del mismo figura el siguiente enunciado: «Servicio de consultoría y asistencia para la coordinación de la puesta en marcha del Portal Web de Memoria Democrática y otras actividades de comunicación y difusión programadas por la Secretaría de Estado de Memoria Democrática». Respecto al plazo de ejecución de este contrato menor, el Gobierno establece «10 meses desde la notificación de la adjudicación».

Según consta en su currículum en la red social LinkedIn, Andrés Lara García-Asenjo fue redactor del gabinete de prensa de la Comisión Ejecutiva Federal (CEF) del PSOE entre 2010 y 2011; consejero de prensa del Ministerio de Vivienda bajo mandato socialista entre 2008 y 2010; y asesor de prensa del secretario de Organización del PSOE entre diciembre de 2007 y abril de 2008, que era entonces José Blanco. También ha trabajado en medios de comunicación.

«Pedagogía social»

El dominio del Ministerio de Presidencia dispone de un espacio de «Memoria Democrática» que se presenta así: «Siendo la memoria el ejercicio de reconstrucción del pasado en el momento presente, ha de entenderse como un derecho; un derecho de la ciudadanía. Para ello, el objetivo fundamental de toda política de memoria y de este portal web en particular es crear condiciones de pedagogía social que se constituyan en garantías de no repetición», reza el texto.

«A través de este sitio web que ponemos a disposición del ciudadano, se podrán consultar una serie de recursos dirigidos a fomentar esas condiciones de pedagogía social, así como atender las peticiones de información y reparación de las víctimas y sus familiares. Igualmente, se podrá acceder a otros materiales dedicados a cultivar y sostener la profunda tradición democrática de nuestro país», añade el departamento de Calvo.

Este espacio también incluye un listado de normativa estatal y autonómica sobre Memoria Histórica, un recopilatorio de bases de datos de distintos archivos, un mapa de fosas y un buscador de víctimas.

Más dinero

El pasado 30 de junio, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, anunció que el Ejecutivo tiene previsto elevar al Consejo de Ministros en este mes de julio un nuevo proyecto de Ley de Memoria Histórica que reforme la norma impulsada por el anterior Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en 2007.

Según manifestó Calvo, el Gobierno pretende modificar la actual Ley de Memoria Histórica para dar cobertura a un mayor desembolso de fondos públicos que en la etapa del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Más dinero para el revisionismo que promueven PSOE y Podemos.

De esta manera, la Administración Sánchez quiere «promover la reparación moral y la recuperación de la memoria personal y familiar de quienes padecieron persecución o violencia, por razones políticas, ideológicas, o de creencia religiosa, durante la guerra civil y la dictadura, suprimiendo los elementos de división entre los ciudadanos», recogió el Gobierno en su petición de propuestas a la ciudadanía y a las asociaciones de Memoria Histórica para ampliar la citada ley de 2007.

El nuevo texto del Gobierno socialcomunista «modificará o profundizará los contenidos que actualmente se recogen en la Ley de Memoria, regulando derechos, obligaciones y los procedimientos pertinentes, así como los mecanismos de carácter sancionador en caso de su incumplimiento», avanzó el ministerio de Calvo.

Exhumaciones

La futura normativa, según el Ejecutivo, recogerá un plan de exhumaciones «en todo el territorio», un banco de ADN para identificar a los «represaliados» y una «resignificación» del Valle de los Caídos, para que «una vez que el dictador no está allí se convierta en un lugar de respeto, paz y silencio por las víctimas que allí están, de los dos bandos», afirmó la propia Carmen Calvo la semana pasada.

Desde el mes de enero, con la formación del Ejecutivo bipartito, la competencia de Memoria Histórica que estaba asignada al Ministerio de Justicia quedó bajo gestión de Presidencia y con mayor rango, pues pasó de Dirección general a Secretaría de Estado.

Lo último en España

Últimas noticias