Crisis en el PP

Almeida niega que el Ayuntamiento encargara a un detective espiar al hermano de Ayuso

Ver vídeo

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha negado que el Ayuntamiento de la capital o su Empresa Municipal de la Vivienda haya encargado a un detective espiar a la familia de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, en concreto a su hermano y un supuesto amigo empresario del mismo.

En una declaración ante los medios en Cibeles convocada anoche de urgencia, Almeida ha explicado que tras abrir una investigación interna («nosotros hemos hecho los deberes», ha asegurado) tanto el trabajador de la Empresa Municipal de la Vivienda que se habría reunido con el detective como el propio investigador privado han dicho al Ayuntamiento que nunca se vieron para espiar al entorno de Díaz Ayuso.

Almeida, que fue puesto en situación por una tercera persona que no ha revelado (fue el ex ministro Alberto Ruiz-Gallardón, según El Confidencial), da validez de momento a sendos testimonios, si bien afirma que si apareciera alguna prueba para reabrir la investigación, lo haría. «No vamos a permitir que haya ninguna sospecha sobre el Ayuntamiento de Madrid y sus empresas, no vamos a permitir que sea utilizado con fines espurios o partidistas», ha subrayado el alcalde, que ha rehusado contestar como portavoz nacional del PP.

Además, ha apuntado que su equipo hizo un análisis de la contratación de la EMV en los dos últimos años para determinar si hubo alguna relación con el detective o su empresa, pero no existe ningún contrato. También ha manifestado que el asesor municipal Ángel Carromero, cuyo nombre ha salido también en esta polémica, «me ha negado hacer cualquier tipo de gestión para obtener esa información» sobre la presidente. No obstante, ha advertido que si alguien del Ayuntamiento realizar tal cosa, que «tenga la seguridad que será cesado».

El supuesto espionaje al hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, encargado desde una empresa del Ayuntamiento de la capital ha reabierto la guerra interna que mantienen la dirección nacional del PP y el equipo de la dirigente madrileña en relación a la convocatoria del Congreso regional del partido en Madrid, que se viene retrasando desde Génova.

El pasado mes de diciembre avisaron a la presidenta madrileña de que una agencia de detectives habría recibido un presunto encargo en nombre de la Empresa Municipal de la Vivienda del Consistorio de investigar a su hermano para intentar acreditar el posible cobro de comisiones a cambio de contratos públicos, según ha publicado El Mundo y han confirmado a Ep fuentes de su entorno.

Cuenta del hermano

Buscaban un extracto de cuenta bancaria del hermano de Ayuso y la declaración de proveedores ante la Agencia Tributaria de la empresa Priviet Sportive SL, propiedad de Daniel Alcazar, supuesto amigo de Tomás Díaz Ayuso, a la que la Comunidad de Madrid había otorgado un contrato de 1,5 millones para la compra de mascarillas. Querían saber si esta compañía le había abonado alguna cantidad.

Ante estas informaciones, el Partido Popular ha emitido un comunicado en el que «desmiente tajantemente las informaciones publicadas en relación a una supuesta investigación sobre los contratos sanitarios adjudicados por la Comunidad de Madrid» y ha avisado que tomará las medidas judiciales oportunas ante estas falsedades. Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha convocado una rueda de prensa para este mediodía.

Lo último en España

Últimas noticias