La alcaldesa de Berga investigada por mantener la ‘estelada’ en su consistorio: «Hoy volveré a desobedecer y no iré al juzgado»

Berga
La alcaldesa de Berga Montse Venturós.

La alcaldesa de Berga (Barcelona), Montse Venturós (CUP), ha plantado hoy por segunda vez al juez que le había citado como investigada por mantener la ‘estelada’ en la fachada del consistorio durante las elecciones catalanas del 27S y generales del 20D, en un acto que ella misma califica de "desobediente".

El titular del juzgado de instrucción número 1 de Berga había citado para las 11.00 horas a Venturós, después de que el pasado 5 de abril la alcaldesa también plantase al magistrado y no se presentase a declarar cuando la citó por primera vez como investigada por un delito electoral, por no haber hecho caso de los requerimientos de la Junta Electoral Central de retirar la bandera independentista del balcón del Ayuntamiento.

Venturós ha anunciado, a través de un comunicado del ayuntamiento, que, al igual que ya hizo el pasado 5 de abril, hoy tampoco se personaría ante el juez: "Hoy volveré a desobedecer y no iré al juzgado, sino que declararé ante el pueblo, que es a quien me debo".

"Como representante del equipo de gobierno de la CUP de Berga, reitero mi voluntad de no esquivar el desafío del Estado. La independencia la conquistaremos demostrando que la legitimidad de las urnas quiere ser silenciada por una legalidad que ya solo acepta una minoría y, por lo tanto, yo como alcaldesa, me debo al pueblo y esto es lo que haré, respetar la decisión del pueblo", ha alegado.

La alcaldesa se ha comprometido a que, en vez de comparecer ante el juez, dará explicaciones hoy mismo en un medio de comunicación público (TV3) y que por la tarde participará en la plaza de Sant Pere de la localidad en un acto de apoyo a su decisión de mantener la estelada en el balcón del ayuntamiento.

El juzgado de instrucción número 1 de Berga había citado para hoy como investigada a la alcaldesa, tras su incomparecencia del pasado 5 de abril, para dar cuenta de dos procesos paralelos por desobedecer los requerimientos de la Junta Electoral para retirar la estelada de la fachada en las catalanas y en las generales.

El pasado 10 de febrero la alcaldesa ya indicó a Efe que todavía no había decidido si comparecería ante la justicia, ya que lo tenía que acordar con los servicios jurídicos y las asambleas locales de la CUP, aunque garantizó que su apuesta política es la desobediencia: "Ningún cambio puede venir de la legalidad vigente".

La alcaldesa reconoció entonces que el consistorio hizo caso omiso a los requerimientos de la Junta Electoral Central para retirar la estelada en ambas citas electorales, en lo que considera que fue un "ejercicio de soberanía".

"Lo hicimos -dijo- porque tenemos claro que desobedecer es nuestra opción, porque en un proceso de ruptura como el que estamos viviendo en Cataluña es necesario dar pasos más allá".

La alcaldesa sostiene que, al mantener la ‘estelada’ en el balcón del consistorio, obedecieron el "mandato popular" que llevó a aprobar en un pleno municipal del 6 de diciembre de 2012 -cuando aún no era ni concejal- un acuerdo promovido por la Asamblea Nacional Catalana para que esta bandera ondeara en la fachada del consistorio hasta que Cataluña sea independiente.

Lo último en España

Últimas noticias