DISTURBIOS EN CÁDIZ

Adelante Andalucía ataca a la Policía: pregunta en el Senado por el uso de pelotas de goma en Cádiz

El partido al que pertenece el alcalde gaditano no menciona los actos violentos de los manifestantes que han llegado a apalear a un camionero

‘Kichi’ justifica la violencia en las calles: «Metimos fuego para que en Madrid se fijen en nosotros»

Los policías enviados a reprimir a los trabajadores de Navantia: «Para esto sí nos quiere Marlaska»

Policía Cádiz
Los agentes de la UIp y la UPR de Policía Nacional llevan días recibiendo ataques de los manifestantes en Cádiz.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El escenario de las violentas protestas que durante estos días se han producido por parte de los trabajadores siderúrgicos de astilleros como el de Navantia en Cádiz han ido extendiéndose desde las sedes de las empresas hasta las mismas calles de la capital gaditana y a lugares tan emblemáticos como el puente de la Constitución de 1812, que intentaron cortar este mismo viernes. En Cádiz la Policía ha tratado de estar a la altura de la gravedad de los hechos y han respondido con el uso de material antidisturbios al incendio de vehículos, el lanzamiento de piedras, tornillería de gran tamaño y el uso de tirachinas cargados con canicas y rodamientos. De hecho, la situación de violencia ha degenerado al punto de que varios manifestantes apalearon a un camionero que trataba de sortear un piquete. Pues con este panorama Adelante Andalucía ha preguntado formalmente en el Senado la opinión del Gobierno sobre el uso de pelotas de goma y gas pimienta por parte de las unidades policiales.

En uno de los momentos más complicados de las protestas el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, no tuvo mejor idea que, con megáfono en mano, gritar ante los manifestantes “Hemos tenido que meter fuego a Cádiz para que Madrid se fije”, lo que provocó la consiguiente reacción de los manifestantes que aumentaron el nivel de violencia en sus protestas. Si eso sucede en el lado de los Policías el uso de la fuerza trata de ponerse a la altura, así que ha sido necesario el uso de gases de dispersión de masas, pelotas de goma y detonaciones sin munición. Pese a que los miembros de las UIP y las UPR de la Policía Nacional, las unidades de intervención en estos casos se han conducido con la prudencia habitual con el uso de este tipo de materiales, su presencia en Cádiz ha sido aprovechada por el partido del alcalde gaditano, pero en Madrid.

Adelante Andalucía, aprovechando además la polémica que estos días existe con la modificación de la Ley de Seguridad Ciudadana, ha elevado una pregunta parlamentaria en el Senado a través de su senadora Pilar González, en la que cuestiona directamente si el Gobierno “aprueba los disparos de pistolas de goma y el uso de sprays de gas pimienta para disolver las protestas de los trabajadores del sector del metal en Cádiz”. Estos términos han provocado un hondo malestar entre los cuerpos policiales, quienes recuerdan que el uso de todo el material antidisturbios está dentro de la legalidad y se emplea con el fin de no provocar daños en las personas.

A vueltas con la Ley de Seguridad

Además, las fuentes consultadas por este periódico recuerdan que los cuerpos policiales no disuelven protestas, sino que evitan que la violencia se extienda afectando a otros ciudadanos. Por supuesto que no les sorprende el tono de la pregunta parlamentaria, pero recuerdan que en la misma no se menciona que a los manifestantes se les ha intervenido material incendiario, tirachinas con rodamientos y tornillería pesada que ya ha dejado algún herido entre las unidades policiales.

Adelante Andalucía ha aprovechado su presunta preocupación por los trabajadores de la ciudad de Cádiz para preguntarle al Gobierno “si van a cumplir la promesa de derogar la Ley de Seguridad Ciudadana”, refiriéndose en concreto a la desaparición de determinado material de la dotación policial como por ejemplo las pelotas de goma cuyo uso ya se prohibió en Cataluña como parte del equipamiento de los Mossos.

Fuentes policiales aseguran no estar en contra de una revisión de sus medios de control de masas. De hecho, no es la primera vez que se ha llevado a cabo, pero recuerdan que no existe alternativa y que no parece buena idea reducir la capacidad de acción de un cuerpo policial restándole equipamiento antes de decidir de qué van a poder echar mano cuando ese equipamiento ya no esté a su disposición.

Este mismo viernes las protestas de los trabajadores llegaron al casco antiguo de Cádiz, donde se volvieron a enfrentar a la Policía cuando esta evitó el corte del puente de la Constitución de 1812, una de las únicas tres vías de acceso a la ciudad. Las salvas sin munición, las pelotas de goma lanzadas tras rebotar en el suelo y los gases de dispersión lo evitaron, muy a pesar de la opinión de Adelante Andalucía.

Lo último en España

Últimas noticias