Exhumación de Franco

El Gobierno aprueba por “urgencia” sacar a Franco del Valle de los Caídos 42 años después

El Gobierno aprueba el decreto ley para la exhumación "urgente" de los restos de Franco.
Comentar

El Consejo de Ministros, presidido por Pedro Sánchez, ha aprobado el decreto que autorizará la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos, 42 años después de que fuera enterrado allí. “No se puede perder ni un solo instante”, ha asegurado Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno quien advertía: “Es urgente hacerlo porque vamos tarde”.

El decreto, que se aprobará en el próximo Consejo de Ministros del 31 de agosto, abrirá un plazo de 15 días para que la familia del dictador decida sobre el  lugar al que serán trasladados los restos del dictador. Un plazo extensible a otros 10 días más, si no se pronunciaran decidirá el propio Gobierno.  El decreto ley modifica dos aspectos puntuales de la Ley de Memoria Histórica, asegura el Gobierno que cumpliendo las recomendaciones de la ONU al Estado español.

“Es urgente hacerlo porque vamos tarde, es urgente escuchar lo que lo que han dicho las Cortes Generales en dos ocasiones, Naciones Unidas y los expertos que han indicado la preferencia que en esta decisión había de tomarse. Y este Gobierno, antes de sus 100 días, no ha querido tardar más”.

El Ejecutivo esgrime, además, la resolución del Congreso de los Diputados que el año pasado aprobó la exhumación de los restos del dictador sin ningún voto en contra. Calvo ha explicado que el decreto añade un párrafo al artículo 16 de la ley que indica el “carácter urgente” de hacer esta exhumación e indica al Gobierno “el procedimiento para hacerlo”.

“Es inasumible que Francisco Franco tenga una tumba de Estado”, asegura la vicepresidenta del Gobierno

“Es inasumible que Franco tenga una tumba de Estado en la que se le sigue exaltando y en un lugar que pertenece a Patrimonio Nacional”, ha asegurado Calvo. La familia tendrá 15 días para hacerse cargo de los restos de Franco. Si no lo hace, el Gobierno decidirá qué hace con ellos, “asegurando una digna sepultura”, según la vicepresidenta.

La familia Franco “podrá ser escuchada” y dispondrá de quince días, a partir del 31 de agosto, para decidir a qué lugar quieren que sean trasladados los restos. Sobre la posibilidad de que la Iglesia se oponga, Calvo ha advertido que el Estado tiene instrumentos suficientes y que “Nos vamos a mover en el respeto a los acuerdos con la Iglesia y la santa Sede que nos permiten perfectamente llevar a cabo una acción de este tipo”.

A final de año

El Ejecutivo calcula que con los plazos de tiempo establecidos por el decreto ley para la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos se irá a “final de año” para realizar esta tarea en un tiempo máximo de doce meses, tal y como establece la normativa aprobada hoy.

Según ha explicado Calvo, los doce meses establecidos de caducidad, tras la convalidación del decreto en el Congreso, es “un tiempo máximo” pero que la previsión es que no tenga que agotarse.

Calvo ha recordado que el decreto ley empezará su tramitación con un periodo de treinta días para su convalidación en el Congreso, y a partir de ahí su caducidad es de un año, “plazo más que suficiente” para que se lleve a cabo el “objetivo final” que es sacar los restos del dictador.

Pese a que la vicepresidenta apelaba a ese carácter de urgencia, ha argumentado  que el uso de un decreto ley para exhumar a Franco “no tiene ninguna excepcionalidad”. Según ha señalado, “es un instrumento habitual en cualquier estado como el nuestro y en cualquier democracia”, y ha puesto como ejemplo que el gobierno del PP “lo usó en 2012 hasta 29 veces”, concluía.

Últimas noticias