Podemos elabora un protocolo para abordar el acoso sexual en el partido

Podemos elabora un protocolo para abordar el acoso sexual en el partido
Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez.
Comentar

Podemos expresa su preocupación ante los casos de “acoso sexual” que puedan producirse en la organización.

La iniciativa parte del documento político y organizativo de Podemos en Andalucía-‘Por una marea andaluza’-que recoge la necesidad de disponer de forma “urgente” de un protocolo contra el acoso sexual y las prácticas sexistas a nivel territorial. A continuación, se insta también a la dirección estatal a que tome cartas en el asunto, desarrollando una propuesta general y se pide la puesta en marcha de “comisiones autonómicas de investigación” que “contando con especialistas en la temática, puedan indicar sus conclusiones a la Comisión de Garantías”, el órgano disciplinario del partido.

“Equipos de mediación” de conflictos

El documento, que fija las bases de funcionamiento de la organización, revela también la conflictividad interna en Podemos, al recoger la necesidad de formar “equipos de mediación”-de unas tres personas- encargados de mediar en los enfrentamientos entre cargos o militantes antes de que el caso llegue a la Comisión de Garantías.

Desde su nacimiento, muchos han sido los conflictos internos que se han registrado en la formación, principalmente, por el enfrentamiento entre sectores oficialistas-de la corriente de Pablo Iglesias-y los críticos.

Sin embargo, en lo relativo a los incidentes de tipo sexual, solo trascendió un caso, revelado por OKDIARIO en agosto de 2016, en el que varias mujeres del Círculo Joven de Podemos en la Comunidad de Madrid denunciaban que habían sido víctimas de agresiones y acoso por parte de sus compañeros.

En su denuncia, las mujeres-que abandonaron la formación-afirmaron que eran “constantemente acosadas y agredidas por algunos integrantes” del partido.

“Estas actuaciones completamente machistas han provocado que el CJM (Círculo Joven de Madrid) no sea seguro para nosotras, y hemos decidido tomar medidas para cambiarlo”, aseguraron. En la denuncia constaban comentarios machistas y agresiones verbales, invasiones del espacio íntimo reiteradas, abusos de relación de poder, agresiones sexuales, maltrato psicológico y extorsiones múltiples.

Podemos anunció que los cuatro presuntos agresores habían sido expulsados. Sin embargo, como reveló este periódico, poco después participaron en un encuentro de la formación, lo que venía a demostrar que la expulsión no había sido tal.

“Podemos es un partido machista”

Algunas dirigentes del partido admitieron también entonces que el machismo no era ajeno a la formación. En concreto, la responsable del Área de Igualdad, Clara Serra, puso públicamente voz a la queja y reconoció que “desgraciadamente” ese tipo de comportamientos no eran inusuales, algo que atribuyó al “machismo cotidiano” que existe en la sociedad y también en las organizaciones políticas.

En otra ocasión, la portavoz en el Ayuntamiento, Rita Maestre, por su parte, admitió también que Podemos arrastra “dinámicas machistas”.

“Es un partido de nueva creación y constituido por personas humanas que se han creado en una sociedad profundamente machista como es la sociedad española actual y por tanto arrastramos dinámicas machistas. Pues claro que sí”, dijo.

Últimas noticias