Banca

La fusión entre Deutsche y Commerzbank amenaza la rentabilidad de la pequeña y mediana banca europea

Deutsche Bank
Una oficina de Deutsche Bank.

Los expertos señalan que la fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank amenaza a la rentabilidad de la pequeña y mediana banca europea y las acciones de ambas compañías caen más de un 6% esta semana.

Las acciones de las dos grandes entidades bancarias alemanas, Deutsche Bank y Commerzbank, han caído esta semana por encima de un 6% tras anunciar de manera oficial una posible fusión de ambos grupos. Esta integración daría lugar al tercer banco por activos de Europa y los expertos advierten de que podría afectar a la rentabilidad de la pequeña y mediana banca europea.

Las entidades bancarias de la zona euro se enfrentan a una serie de problemas que amenazan su supervivencia en el largo plazo. Entre ellas, la escasa rentabilidad que obtienen de su cada vez mayor número de activos en caja, la falta de diversificación tanto geográfica como sectorial y, por supuesto, los tipos de interés aplicados por el Banco Central Europeo (BCE).

Victoria Torres, analista de Selfbank, señala que "en general, no tenemos todas con nosotros que esta fusión a resultar beneficioso para el sector bancario europeo. La aparición de un gran banco nacional ‘alemán’, como es la idea del Gobierno germano, podría repercutir en la rentabilidad de los bancos pequeños y medianos europeos, ya que se prevé que podría aumentar su participación fuera de las fronteras alemanas. Los ingresos de ambas compañías provienen la gran parte del país germano (36,1% en el caso de Deutsche Bank y un 71,4% en el caso de Commerzbank), lo que daría sentido a una diversificación geográfica en el futuro".

Miguel Momobela, analista de XTB, destaca que "hay que pensar en términos globales cómo está el sector. La banca ahora mismo no es el sector más atractivo, especialmente por la política monetaria que hay en Europa. la banca está estancada y cada vez se enfrenta a retos mayores: retos de digitalización, cambios de maduración del cliente… cambios que no todas las compañías pueden resistir. Un movimiento evidente ante esta falta de competitividad son las fusiones. Por lo que cabría esperar que tengan lugar más fusiones de compañías que se unan para sobrevivir antes de desaparecer. Un ejemplo de esto son Unicaja y Liberbank. Además, estas compañías, que son ‘carne de cañón’, podrían acabar siendo absorbidas por otras mayores".

Las acciones de Deustche Bank cerraron la jornada del viernes con una caída del 2,14% mientras que las de Commerzbank lo hicieron con un desplome del 1,57%. Desde que el lunes se hiciera oficial el anuncio de las negociaciones de su fusión cada una de ellas ha acumulado unas bajas en Bolsa del 9% y 6,3% respectivamente.

"Esa fusión podría mejorar el beneficio a corto plazo pero creemos que no es suficiente en el largo plazo"

Esta integración entre Deustche Bank y Commerzbank pone en riesgo los puestos de trabajo de alrededor de 30.000 trabajadores, del total de 140.000 que reúnen entre ambas compañías. Esta reducción de la plantilla favorecería el abaratamiento de los costes y ayudaría a mejorar los beneficios de ambas compañías, que han visto reducidos sus márgenes en los últimos años.

"Todavía quedan varios hilos que atar en la posible integración de ambas entidades. Cómo quedaría la cúpula de dirección de la entidad fusionada, así como la integración tecnológica, clave en el futuro del sector, son ciertos argumentos de riesgo para la posible fusión. Sin embargo, consideramos que podría ser beneficioso para la imagen de marca de Deutsche Bank, perjudica por los escándalos financieros de los últimos años como el posible lavado de dinero proveniente de Rusia", ha explicado Torres.

Lo último en Economía