Realia

La CNMV permite a Carlos Slim ocultar su participación en Realia tras la ampliación de capital

Carlos Slim
Carlos Slim (Foto: GETTY).

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) permite a Carlos Slim ocultar en cuánto ha aumentado su participación en Realia tras la ampliación de capital de Realia, lo que ha provocado un gran enfado entre los demás accionistas de la inmobiliaria.

Realia culminó el proceso de ampliación de capital de 149 millones de euros sin exponer ante el mercado la composición de su accionariado. Los accionistas de la inmobiliaria se sienten “ultrajados” por la ausencia de información al respecto, toda vez que entienden que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) “está de nuevo dejando a los minoritarios sin información relevante clave” y, por tanto, dando ventaja a Carlos Slim.

Slim controlaba el 70,76% del capital de Realia, un 33,8% de forma directa y el 36,9% a través de FCC, el grupo de construcción que también controla. Sin embargo, nadie sabe en cuánto ha quedado la participación del magnate, pese a que fuentes próximas a Carlos Slim señalan que ésta habría aumentado en torno a un 3%, sin llegar al 75% que le habría obligado publicar su nueva posición.

De acuerdo a los artículos 23, 24 y 25 del Real Decreto 1362/2007, Slim sólo está obligado a decir algo si se sobrepasan el 75% o si bajan del 70%, en principio. Pero si se es administrador, tiene que declarar todas las operaciones que se hayan realizado sobre las acciones de la compañía. Si en principio no han pasado del 75% (como parece ser el caso, porque si no ya deberían desde luego haber dicho algo sí o sí), se pueden escudar en que no han pasado de ese porcentaje para no decir nada.

Pero el problema reside en que sí que son administradores de la sociedad, tanto FCC como Carso, ya que nombran a la inmensa mayoría del consejo. De modo que, bajo el punto de vista de varios de los accionistas consultados por OKDIARIO, deberían decir cuando compran una sola acción. Además de esto, FCC es una compañía cotizada, con lo cual tiene obligación en todo momento de decir al mercado lo que posee en otras compañías cotizadas.

Desde la CNMV explican que cuando se es un accionista significativo en una empresa, se tienen unas obligaciones que comunicar, que vienen en el Real Decreto de Transparencia. Esas Comunicaciones son a partir del 3%, y hasta el 5% y, a partir del 5%, en saltos de 5% en 5%. De modo que, cuando estás entre esos umbrales, no tienes obligación de comunicarlo.

“No es lo mismo ser accionista significativo que ser consejero. Slim no es administrador, no es consejero. FCC y Carso son accionistas significativos. Ellos sólo tienen que comunicar en los umbrales anteriormente dichos”, explican desde el regulador.

“La CNMV se está escudando en una ‘tecnicalidad’ legal para no proporcionar información absolutamente relevante para el mercado”, señala uno de los accionistas importantes de Realia, que explica que, aunque es cierto que no son administradores directamente, sí lo son indirectamente a través de la mayoría de consejeros que nombran.

“Y, máxime cuando uno ha garantizado una ampliación, como ha hecho Carso y cuando el máximo accionista, FCC, no ha dicho nada de nada, deberían haber sacado hechos relevantes acerca de lo que han hecho”, continúan. Sea como fuere, lo único claro es que Slim no ha bajado del 70% (tenía el 70,8%) y no ha llegado al 75%. “Me parece que la CNMV, ciñéndose a la ley estrictamente, está de nuevo dejando a los minoritarios sin información relevante clave”, explican desde los minoritarios.

Desde Realia se limitan a decir que “la compañía no tiene más información que la que aparece declarada por sus accionistas en la página web de la Comisión Nacional del Mercado de Valores”.

El nuevo capital social de Realia ha quedado fijado en 197 millones de euros, dividido en 820 millones de acciones, de 0,24 euros de valor nominal cada una, todas ellas pertenecientes a una única clase y serie.

La compañía lanzó la operación el pasado noviembre, tras otras dos ampliaciones que la firma ha realizado desde que en 2015 el magnate mexicano Carlos Slim se hiciera con el control de la empresa y destinara el capital a sanear la firma y reducir deuda.

Últimas noticias