Modelo de negocio al alza

Amazon, Google o Vueling recurren al alquiler corporativo para alojar a sus empleados

l sector inmobiliario se tambalea: el precio de la vivienda caerá un 10% por la crisis del coronavirus
l sector inmobiliario se tambalea: el precio de la vivienda caerá un 10% por la crisis del coronavirus

El mercado inmobiliario cuenta con un modelo de negocio al alza: el alquiler corporativo. Grandes empresas como Amazon, Google, Vueling o Alcampo – y también pymes- han encontrado en esta modalidad de alquiler la alternativa al tradicional alojamiento en hoteles o apartamentos de particulares.

El alquiler corporativo está dirigido a empresas que necesitan desplazar a sus empleados a otras ciudades por periodos de corta o media estancia – tres meses de media-. Supone un importante ahorro de costes para ellas, pero también ofrece grandes beneficios para los dueños de los inmuebles. En concreto, las empresas que eligen este formato de alquiler pueden ahorrarse hasta un 86% de los costes frente a los alojamientos tradicionales.

En cuanto a los propietarios, la rentabilidad crece el 27% respecto alquiler tradicional de larga estancia a particulares, según cálculos de Homyspace, empresa especializada en esta modalidad de alquiler.

Además de los beneficios económicos, muchos propietarios deciden dar el paso al alquiler corporativo por motivos de solvencia. «Detrás del inquilino hay una empresa, una entidad jurídica que es quien firma el contrato, asume los pagos y los tramita de forma regular y con mayores garantías», dice la PropTech. Los trámites se realizan a través de una plataforma online de forma ágil y rápida.

A ello hay que añadir un elemento clave: no necesitan licencia turística. Eso supone que los caseros pueden sortear la cada vez más restrictiva legislación del alquiler y sacar más rendimiento a su inmueble.

Por lo general, el alquiler corporativo se gestiona a través de los responsables de las empresas -travell manager o los jefe de equipo- y capta a firmas de diversos sectores como la construcción, la distribución, la consultoría o la industria.

“Los años de crisis y el auge de la tecnología ha propiciado que las empresas busquen fuera de su entorno nuevos negocios. Eso ha impulsado el desarrollo y fomento de este sector», dice Ángel Mayoral, CEO y cofundador de Homyspace. «Las personas que ocupan los inmuebles son los inquilinos perfectos ya que están avalados por la empresa. Son personas que van a trabajar y que hace uso escaso del piso. Contribuyen a dinamizar la zona y fomentan la economía local», añade.

¿Cuál es el perfil de inmueble que buscan las empresas? La vivienda más demandada es la de 1 o 2 dormitorios, equipada con el menaje y los complementos necesarios para entrar a vivir, con conexión WiFi y ubicada en las zonas céntricas de las ciudades.

Lo último en Economía

Últimas noticias