Liga Santander: Atlético - Real Madrid

Así recibió la afición atlética a Courtois: ratas de peluche y una pancarta para la vergüenza

Courtois
La pancarta de la vergüenza y las ratas de peluche arrojadas a Courtois.

La afición del Atlético de Madrid lanzó ratas de peluche durante el calentamiento a Thibaut Coutois, ex portero rojiblanco, antes del derbi madrileño y no paró de increparle durante el encuentro

No fue un partido sencillo para Thibaut Courtois. El belga volvía ante la que fue su afición, la hinchada del Atlético, aunque en un estadio diferente, el Wanda Metropolitano, al que acostumbraba a levantar con sus estiradas cada fin de semana, el Vicente Calderón. Ha pasado mucho tiempo desde aquello y prácticamente está todo borrado por parte de la familia rojiblanca, sobre todo tras su fichaje por el Real Madrid. El portero blanco fue recibido con una lluvia de ratas de peluche a su entrada al campo…

El derbi madrileño asegura siempre intensidad y mucha rivalidad en las gradas, pero cuando regresa con la otra casaca un jugador más aún. La afición rojiblanca tenía preparado un recibimiento muy hostil contra Courtois. Ya en las horas previas al encuentro, en la placa que tiene el portero belga en las inmediaciones del estadio, la hinchada se encargó de recordar que no es un jugador querido por ellos. La placa que lleva su nombre se pudo ver tachada, con restos de bebidas encima de ella y con varios peluches de rata alrededor.

Pero cuando realmente se cebó el público del Metropolitano con Courtois fue cuando éste saltó a calentar. Fue el primero en saltar al césped y focalizó toda la atención del público. La pitada fue muy sonora por parte de todo el estadio, algo que no amedrentó al belga para realizar los clásicos ejercicios de calentamiento previos. Lo que no esperaba el meta merengue es lo que le lanzaron desde la grada. El fondo rojiblanco lanzó un buen número de ratas de peluche, blancas y grises, dejándole bien claro al guardameta qué piensan de él. Los recogepelotas y operarios del estadio se encargaron de apartar del campo aquellas que cayeron dentro. Ninguna impactó en Courtois pero es evidente que es algo que no pasó por alto el madridista.

Todo esto no repercutió en lo deportivo a Thibaut Courtois, que el único duelo individual que perdió en toda la tarde en el Wanda Metropolitano fue el que saldó con el 1-1 Antoine Griezmann, su ex compañero y amigo. De hecho, mantuvo al equipo en liza con una gran mano ante Giménez, que se sacó un gran disparo en el área. Superó con nota el infierno colchonero.

Últimas noticias