Isidre Esteve, el piloto parapléjico que disputa el Dakar como uno más: «No me considero un ejemplo»

Ver vídeo

«Me siento un doble privilegiado». Así de feliz se confiesa una persona que lleva 15 años obligada a moverse con una silla de ruedas. A Isidre Esteve le cambió la vida aquel 24 de marzo de 2007, cuando sufrió un grave accidente de moto mientas competía en un rally en Almería. El frío lenguaje médico no puede contener el escalofrío que provoca aquel diagnóstico: fractura -luxación-estallido de las vértebras T7 y T8 con lesión medular grave. Las piernas, insensibles durante el resto de su vida. Tenía 34 años. Pensó en tirar la toalla.

«No me rendí porque no quería renunciar a lo que me gusta. La vida es corta y hay que intentar hacer todo aquello que podamos mientras estemos aquí», resume Esteve en una entrevista a OKDIARIO. Ya han pasado dos semanas desde que cerró su decimoséptima participación en el Rally Dakar, donde ya es uno de los ilustres veteranos junto a su copiloto Txema Villalobos.

«Primero hice 10 ediciones del Dakar en moto, que es otra etapa de mi vida, y en coche fue por primera vez en 2009. Me continúo emocionando cada vez que cruzó la línea de meta porque esta carrera me encanta y a nivel personal ha significado muchísimo en mi vida, sobre todo los primeros años en África. Valoramos muchísimo el 27º puesto de este año porque somos conscientes de lo difícil y competitivo que ha sido este Dakar», reflexiona.

El piloto leridano se estrenó en el rally más duro del mundo hace ya 21 años. Cuarto en un sobresaliente debut, quinto en su segunda participación, fue adquiriendo experiencia hasta pelear por el triunfo en 2006 contra su rival y amigo Marc Coma. Una caída le dejó fuera de aquel combate. Un año más tarde, sus vértebras se resquebrajaron. En 2009 ya estaba de vuelta en el Dakar compitiendo sobre cuatro ruedas.

«Con mi discapacidad compito en la misma carrera que Carlos Sainz, Peterhansel, Nani Roma, Loeb… Afronto los mismo retos, las mismas dificultades y al final estoy en la misma clasificación que ellos. No hay ninguna diferencia. Celebro ese esfuerzo que han hecho durante años la FIA y la Real Federación Española de Automovilismo para que esto sea una realidad. No me considero un ejemplo. Si lo que yo hago anima a otras personas con problemas de movilidad a competir, eso es lo importante», apunta.

Un cojín inteligente y Lidia para todo

Aquel debut en el Dakar de coches fue de todo menos sencillo. Su piel no aguantó el esfuerzo y sufrió numerosas úlceras. Logro cruzar la bandera a cuadros, pero sabía que estaba obligado a tomar medidas si quería volver a disputar su querido Dakar. El paréntesis duró ocho años, un extenso periodo para centrar sus esfuerzos en Nobulo, el innovador cojín inteligente que le permite pasar muchas horas pilotando sin que su cuerpo se resienta.

«Si no fuera por este cojín no podría competir. La competición es un gran banco de pruebas para mil productos diferentes y en este caso lo ha sido», explica sobre un artilugio que puede convertirse su gran legado. Empezó a comercializarse en 2018 en tres versiones diferentes, adaptadas a las necesidades de cada usuario.

Muy atenta a cualquier detalle, siempre su pareja, Lidia Guerrero. «Me declaro doble privilegiado porque no solo es mi fisioterapeuta, también es mi compañera de vida, me ayuda en temas de prensa, está con los mecánicos, lleva la autocaravana muchas veces… Ambos tenemos la suerte de poder compartir todo esto y llevarlo bien», celebra.

Esteve cumplirá 50 años el próximo mes de mayo, pero cómo pensar en la retirada mirando a Carlos Sainz, que está a punto de convertirse en sesentón. De momento sigue teniendo mecha para rato y, sobre todo, contando con apoyos publicitarios suficientes para volver una vez más a la competición de motor más dura del planeta.

«Yo me encuentro bien, hago lo que me gusta, en verano me pongo pantalón corto y me voy a la terraza a estar con mis amigos. Hago lo mismo de siempre, pero mi hija me dice que no, que voy a hacer 50 años y que no estoy como siempre. De momento, el año que viene volverá al Dakar seguro», finaliza sonriente.

Lo último en Deportes

Últimas noticias