El tenista valenciano debuta en el Grand Slam más especial

Carlos Taberner y la magia de la primera vez en Wimbledon

Carlos Taberner debuta este lunes en el cuadro final de Wimbledon y horas antes, atiende a OKDIARIO para mostrar sus impresiones

Wimbledon 2022: fechas, horarios y dónde ver el torneo en directo por TV y online

Ver vídeo

Dicen que jugar en Wimbledon es una experiencia sin comparación para un tenista profesional y Carlos Taberner (Valencia, 1997) contará este lunes con el lujo de poder hacerlo y completar así su nómina de participaciones en los cuadros finales de Grand Slam. El All England Club espera al valenciano, que se medirá en la primera jornada al techo del circuito, el norteamericano Reilly Opelka, y en la previa atiende con amabilidad a OKDIARIO para contar sus vivencias en Londres.

“No había venido nunca y es la primera vez aquí. Ya sólo entrar al club y ver las instalaciones es un poquito diferente a lo que estoy acostumbrado. Más que por la superficie por cómo está decorado el club, cómo está cuidado cada detalle… La verdad que es un club con muchísima clase y tradición y se nota en cada metro que vas recorriendo”, responde Carlos a este periódico, después del ineludible combo entrenamiento+fisio que acompaña a los tenistas en los días de torneo.

Con un ranking en progresión, Taberner ha ido debutando en todos los torneos de Grand Slam, pero le faltaba Wimbledon… y el All England Club. “Me alegré mucho. El año pasado fue la primera vez que jugué la fase previa y perdí. Y encima se jugaba en otro club. Cuando perdí me quedé un poco jodido porque me apetecía llegar al cuadro final y jugar en esas pistas. Fue un pequeño objetivo que me puse, a ver si para el año siguiente era capaz de entrar directo. Llegué ayer, llevo dos días y estoy muy contento”, cuenta el protagonista.

Taberner va en el coche de vuelta al hotel y no tiene problema en contestar a todas las preguntas que se le proponen, y en medio de ellas demuestra a la perfección en conocimiento de sus partidos oficiales en hierba. “Sí, la friolera de sólo tres”, contesta mientras ríe un tenista que no tiene demasiada experiencia sobre césped. “Está claro que es una superficie en la que soy prácticamente novato. Son sólo tres partidos, este año sólo he jugado un partido y me ha tocado un rival que saca muy bien y no va a haber mucho peloteo de fondo. Va a ser muy difícil pero lo afronto con muchas ganas. No tengo nada que perder y él es el favorito total», resalta, no sin dejarse su palabra clave. «Voy con mucha ilusión».

¿Cómo triunfar en hierba?

Carlos es terrícola, pero precisamente por ello nadie mejor que él para explicar las dificultades de los partidos en hierba. “Lo que más noto es a la hora de la movilidad. En esta superficie no puedes resbalar prácticamente, tienes que ir todo el rato con pasitos cortos, amortiguando entre golpe y golpe y vas perdiendo y cuesta más recuperar. El bote es mucho más bajo así que hay que estar más agachado de piernas, y sobre todo sacar y restar, es lo que marca las diferencias aquí porque no se abren muchos peloteos”.

Entonces, ¿cómo puede haber ganado Nadal dos veces en Wimbledon?. Carlos Taberner tiene la respuesta y no esconde su devoción por Rafa. “Porque es muy bueno, principalmente, para mí es el mejor. Y porque yo creo que tiene una capacidad de adaptación a cualquier pista, rival, situación, que lo ha demostrado tantísimas veces y con su base que es a priori de fondo de pista, puede ser super agresivo y hacerlo superbien. Me encanta ver a Nadal jugar en Wimbledon porque para ganar intenta gestionarlo para ser más agresivo y mola mucho ver esa versión de él”.

Los ‘tapados’ del tenis español

Con 25 años, Taberner forma parte de un tercer escalón del tenis español junto a compañeros de generación como Bernabé Zapata, Pedro Martínez o  Jaume Munar. Nada que ver en progresión con Carlos Alcaraz, pero sí en cuanto a unos méritos dignos de mención. “Alcaraz es un fenómeno, va a otro ritmo y ya lo ha demostrado. Nosotros tenemos nuestra carrera. Pedro está más arriba ahora también, Bernabé y yo estamos intentando ir subiendo a nuestro ritmo. Cada uno pensamos en nuestro camino, en las cosas que podemos mejorar. Yo me noto mejor que hace 3-4 años”.

Antes de terminar, Carlos habla de su pasado y de las complicaciones para vivir del tenis si no estas en el top-100. “Hay una diferencia bastante grande. Sólo con estar entre los 100 puedes jugar los ATP y los cuadros finales de Grand Slam. Por detrás están los Challenger que es un circuito en el que hay un nivel altísimo pero que no está aún, no sé por qué motivo, tan recompensado a nivel de premios económicos. Hay bastante diferencia ahí”.

Lo último en Deportes

Últimas noticias