¿Qué son los faquires? ¿por qué no sienten dolor?

Conoce más sobre los faquires
La espectacularidad de los faquires

Cuando pensamos en los faquires solemos hacerlo en esos hombres delgados que suelen acostarse en tablas de clavos, aunque ser faquir es mucho más que esto. Estaremos de acuerdo a que su estereotipo es el de casi un mago que puede soportar dolores físicos enormes. Podemos verles cortándose con vidrio o clavándose agujas, no sangran y parecen no sentir dolor. Una imagen muy común a la que debería darse más mérito por la preparación física y espiritual que tiene ejercer esta vocación.

¿Cuál es el origen de los faquires?

Aunque su origen viene de la India, la palabra viene del árabe y el persa, signicando «pobre».  Si vamos a la India aquí se les llama sadhus, siendo monjes que siguen un camino de gran austeridad y penitencia para llegar a la codiciada iluminación.

Faquires, ¿son místicos o magos?

En el hinduismo los faquires forman parte de la cuarta fase de la vida, después de estudiar, ser padre o peregrino. Si se decide ser faquir o sadhu,  hay una renuncia a lo terrenal y material, buscando los valores de la vida más sinceros. No buscan apartarse de la sociedad, ignoran los placeres o dolores del ser humano, pero conviviendo con el mundo.

Se les considera hombres prodigiosos y santos, siendo maestros del yoga, por lo que consiguen hacer milagros mediante sus largas horas meditando. Aunque son capaces de tenderse en camas de clavos, no vas a verles hacerlo en la India, salvo personas que aprender todo ello con fines «comerciales». Estos espectáculos son para turistas y los indios a ellos no les hacen caso. Los verdaderos faquires tienen su respeto e incluso les donan alimentos.

Unas personas «especiales»

Practican el respeto a todo ser viviente, creyendo en la reencarnación y su deseo es liberarse de la rueda del samsara, que es el ciclo de nacimientos que sucede continuamente. Son capaces de ayunar por varias semanas y andar sobre las brasas sin quemarse los pies.

Estamos ante unos seres que tienen un gran control sobre su propio cuerpo y que pueden encontrarse en todo el país. Si visitas India, seguro que los ves con frecuencia. No debes verlos con ojos de turista, sino con los de viajero.

En occidente estamos acostumbrados a quedarnos en su faceta más espectacular, pero lo cierto es que para llegar a ello, tienen que realizar muchos sacrificios y deben conocerse realmente bien. Así que ya sabes, si vas a la India ya sabes ahora quienes son de verdad los faquires ¿no?

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias