Cuerpo humano

Qué es un inmunocomplejo

inmunocomplejo
Descubre qué es un inmunocomplejo

Conoce este conjunto de moléculas de anticuerpos

En inmunología, un inmunocomplejo es un complejo formado por moléculas de anticuerpos unidas a un antígeno. Veamos un poco mejor en qué consiste y cuál es su función.

Los inmunocomplejos activan mecanismos efectores de inmunidad humoral como la vía clásica del complemento y la activación de fagocitos mediante el receptor Fc (+).

También pueden por sí mismos derivar en diversas patologías, como los depósitos de inmunocomplejos que generan enfermedades autoinmunes.

Características de un inmunocomplejo

Un inmunocomplejo es un compuesto molecular que está formado por el enlace de un anticuerpo a un antígeno soluble.

Después que ocurre la interacción antígeno-anticuerpo, los inmunocomplejos pueden ser opsonizados, fagocitados o procesados por proteasas. Además, los glóbulos rojos portadores del CR1 sobre su superficie, pueden unir complejos inmunes C3b y transportarlos hacia los fagocitos que se encuentran en el hígado y en el bazo, y que luego regresarán a la circulación general.

Los inmunocomplejos pueden, por sí mismos, causar enfermedad al ser depositados en los órganos, como, por ejemplo, en algunas formas de vasculitis. Esta es la tercera forma de hipersensibilidad constatada en la clasificación de Gell-Coombs, llamada hipersensibilidad tipo III.

El depósito de inmunocomplejos es una característica muy importante en algunas enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico, la crioglobulinemia, la artritis reumatoidea, la esclerodermia o la enfermedad de Sjögren.

La enfermedad del suero es el conjunto de síntomas sistémicos reversibles provocado por la formación de inmunocomplejos formados a partir de antígenos extraños, presentes en la circulación sanguínea.

La enfermedad del suero “clásica” se produce por la formación de inmunocomplejos a partir de proteínas de otras especies y por medicamentos.

Proteínas de otras especies: antitoxina equina de la difteria, antitetánica, antibotulínica, antirrábica, suero equino neutralizante del veneno de víbora, inmunoglobulina del conejo contra timocitos humanos, anticuerpos de quimeras monocionales, rituximab, infliximab y estreptocinasa.

Los fármacos son: Antibióticos β-lactámicos, penicilina, amoxicilina, cefaclor, sulfonamidas y cotrimoxazol.

El receptor Fc es el receptor de superficie de membrana de algunas células, monocitos, macrófagos, neutrófilos, basófilos o mastocitos, para el fragmento Fc de las inmunoglobulinas.

Se obtiene de la proteólisis de la IgG por enzimas líticas, del tipo papaína y pepsina, que lo desdobla en dos fragmentos Fab, y en el fragmento Fc que corresponde al tronco de la Y.

La unión del fragmento Fc al receptor de la membrana celular le agrega y condiciona funciones efectoras de endocitosis, fagocitosis, citólisis (citotoxicidad celular dependiente de anticuerpo o ADCC) y a veces enfermedades (anafilaxia).

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias