Borrasca Filomena

5 razones por las que es importante que quites la nieve de tu coche cuanto antes

El motor, el tubo de escape, las ruedas, los frenos y como no, la carrocería, pueden verse afectados por la acumulación de nieve en el coche.

nieve coche
Descubre los motivos para no dejar el coche debajo de la nieve

Ya sea que en los últimos días hayas aparcado en la calle o en la entrada de tu casa, es probable que este haya quedado enterrado durante las tormentas de nieve que ha provocado la borrasca filomena, lo que dificultará su limpieza, pero incluso cuando el clima afuera es espantoso y la nieve se amontona, es importante retirarla cuanto antes. Veamos algunos consejos de seguridad ante la situación que estamos viviendo, que te ayudarán a entender porqué es importante quitar la nieve de tu coche.

5 razones por las que es importante quitar la nieve de tu coche

nieve coche

Quizás saliste ayer a la calle y descubriste, como otras muchas personas, que la nieve lo había cubierto todo incluyendo todos los coches aparcados en la calle. Si uno de esos coches es el tuyo, tal vez has pensado que es mejor esperar a que la nieve se derrita por sí sola y que una vez se haya desprendido la mayor parte, comenzar a quitarla poco a poco, pero lo cierto es que cuando se trata de nieve y coches, es importante actuar de inmediato ya que a la larga nuestro automóvil puede sufrir las consecuencias de haber pasado horas atrapado bajo el frío y la humedad.

Veamos algunas de las razones para no dejar tu automóvil enterrado. 5 motivos por los que es mejor actuar cuanto antes.

Cuidado con dejar el coche bajo la nieve durante varios días ya que podría afectar a la batería

Cuando los coches permanecen en reposo durante períodos prolongados, la batería puede agotarse. Si la batería de tu vehículo es más vieja, es aún más probable que no le queden amperios para encender el motor. Por lo general, puedes arrancar tu automóvil una vez que esté despejado de nieve y dejar que el motor cargue la batería de nuevo, pero es posible que las baterías más antiguas deban cargarse más lentamente o reemplazarse por completo.

Por ello, no te despreocupes del coche por el hecho de que la nieve lo haya cubierto, debes quitar esta hasta el punto de poder entrar dentro del coche y arrancar el motor y más si ya llevaba varios días aparcado.

Los problemas con la nieve acumulada pueden ir a más

Cuanto más esperes para quitar la nieve de tu coche, más se complicará la operación de retirarla. Incluso después de haber descubierto el automóvil, asegúrate de que el tubo de escape y el compartimento del motor estén libres de nieve antes de encenderlo. Un tubo de escape bloqueado puede forzar el letal monóxido de carbono dentro de tu automóvil, y el hielo en el motor podría dañar las partes móviles del coche. Por último, la nieve y el hielo que se acumulan en sus ruedas pueden desequilibrarlas y provocar una conducción brusca y un manejo deficiente.

Cuidado con el daño que la nieve puede hacer a la carrocería

Si bien es poco probable que el peso de la nieve aplaste tu coche, aún puede causar daños a la carrocería si no se limpia. La sal y otros productos químicos utilizados en las carreteras pueden filtrarse en la nieve y corroer el acabado y la pintura de tu automóvil. Si ya hay áreas sin pintar debido a daños a medio reparar, raspaduras o abolladuras, estos productos químicos reducirán el trabajo del metal desnudo de su vehículo y harán que se oxide muy rápidamente. Por lo que si has conducido bajo la nieve, has aparcado y ahora ves que tu coche también está cubierto, debes actuar de inmediato.

Cuidado con los frenos

Puede que no te des cuenta, pero hay muchas partes móviles en el sistema de frenos de tu vehículo. Los frenos son hidráulicos, por lo que tiene que haber un sello hermético en el líquido de frenos que pasa a través de las pinzas y empuja las pastillas de freno. La nieve que queda en los frenos puede dañar los sellos y las pastillas, provocando fugas de líquido de frenos. Además, dejar el coche enterrado en la nieve puede hacer que la superficie de los frenos se oxide, lo que provocará chirridos al conducir.

Cuidado con tu espalda

Si bien esta razón no se relaciona con la condición de tu coche, es igualmente importante. Si queda nieve en tu automóvil, se derretirá y el agua se convertirá en hielo. Esto no solo hará que la nieve y el hielo en la parte superior de tu vehículo sean difíciles de quitar, sino que también sea bastante pesado y puede aumentar la probabilidad de que sufras una lesión en la espalda o el brazo mientras lo limpias.

Limpiar la nieve de nuestro automóvil, especialmente después de tormentas como las que ha provocado la borrasca Filomena, puede parecer una tarea abrumadora, pero es esencial para mantener tu vehículo en buenas condiciones. La nieve y el hielo pueden causar daños físicos a los componentes de todo el vehículo, y los productos químicos para limpieza de carreteras pueden corroer la pintura.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias