Dispositivos móviles

Vuelta al cole: Seis consejos para que los niños se alejen de las pantallas

Aprovechemos la vuelta al cole de los niños para que puedan estar menos tiempo frente a las pantallas de móviles, tablets y ordenadores.

niños pantallas
Consejos para alejar a los niños de las pantallas

El confinamiento vivido desde el mes de marzo y seguido de las vacaciones de verano, provocó un aumento del uso de los dispositivos móviles en los niños, los cuáles han pasado horas y horas frente a las pantallas, no solo para jugar sino también para hacer sus deberes o seguir las clases de forma online mientras las escuelas permanecían cerradas, pero con la vuelta al cole, podemos aprovechar para conseguir alejar a los niños de las pantallas. Para ello, nada como recurrir a estos seis consejos que ahora os enumeramos.

Vuelta al cole: Seis consejos para que los niños se alejen de las pantallas

niños pantallas

Según la OMS la media recomendada de exposición frente a las pantallas para los niños se debe establecer en unas dos horas al día y a partir de los 6 años, mientras que en la edad preescolar es aconsejable que el tiempo frente al móvil o la tablet no supere nunca la hora al día, pero ¿realmente nuestros hijos pasan «solo» esas horas frente a las pantallas?.

Sabemos que no es así, ya que junto al hecho de querer tener contacto con sus amigos, o pasar la tarde con los videojuegos, es posible que los niños necesiten todavía las pantallas para algunas de las tareas del nuevo curso 2020-2021, pero eso no quiere decir que tengan que invertir tanto tiempo como durante el confinamiento, de modo que establezcamos las siguientes pautas, que servirán para alejar a los niños del móvil, la tablet y del ordenador, incluso del televisor.

Establece límites de tiempo frente a la pantalla

Es útil tener un plan familiar promedio que incluya un límite de duración de la pantalla para cada niño. Establecer límites ayudará a establecer las expectativas de los niños.

Las investigaciones han demostrado que cuando los padres establecen estos límites, hay una reducción significativa en el tiempo total frente a la pantalla. Por supuesto, para una implementación exitosa se necesita que seamos constantes a lo largo del tiempo, por lo que los niños y adolescentes podrán desarrollar una comprensión clara de las reglas del tiempo de pantalla.

Que los niños coman sin pantallas delante

La hora de la comida o de la cena es el momento perfecto para que hablemos con los niños, que tal les ha ido el día o si les ha ocurrido algo, de modo que no desaprovechemos ese momento que podemos pasar juntos dejando que nuestro hijo o hija, esté comiendo mientras ve vídeos a través de su tablet o móvil o que esté mirando la televisión.

Las investigaciones muestran que los niños que ven televisión durante las comidas terminan con más tiempo frente a la pantalla en general . Un estudio de 2011 mostró que ver televisión durante la cena se asoció con un aumento de 69 minutos por día entre semana y 122 minutos los fines de semana .

Además dejar los dispositivos alejados durante la cena nos puede servir también para mejorar los patrones dietéticos. Las investigaciones muestran que los niños que usan pantallas durante las comidas consumen opciones de alimentos menos saludables, y evitan comer frutas y verduras, además de elegir bebidas azucaradas.

Apaga los dispositivos cuando estemos con los niños

¿Cuántas veces has estado con los niños en casa o paseando por la calle y además has estado mirando el móvil? Si no quieres que tus hijos estén todo el día frente a la pantalla, debes dar ejemplo. Si ellos salen de la escuela y no quieres que se pongan con el móvil o la tablet, no salgas tú del trabajo y te pongas a mirar tu móvil para navegar por redes sociales, o para seguir contestando correos. Dale un respiro a tu dispositivo y pasa tiempo de calidad con tus hijos.

No uses pantallas para monitorear el comportamiento

Es tentador usar el tiempo frente a la pantalla como un medio para monitorear el comportamiento de un niño porque tiende a dar una respuesta inmediata. Sin embargo, esto podría provocar un aumento involuntario en el uso de la pantalla a largo plazo .

Un ejemplo de esto sería proporcionar tiempo frente a la pantalla como recompensa por el buen comportamiento o quitarlo como castigo por el mal comportamiento. Esto puede hacer que los niños valoren mucho el tiempo frente a la pantalla y quieran más.

Aleja los dispositivos móviles del dormitorio de los niños

Los adolescentes necesitan entre ocho y 10 horas de sueño cada noche para crecer y desarrollarse adecuadamente, y para recargarse para otro día. Los estudios han demostrado que el uso de teléfonos móviles y otros dispositivos en el dormitorio ha cambiado el tiempo de sueño de la población adolescente .

Este cambio en el tiempo de sueño disminuye la autoestima y las habilidades de afrontamiento escolar entre nuestros hijos y reduce su capacidad para controlar los impulsos conductuales. Mantener los dispositivos fuera de las habitaciones mejora la calidad del sueño y la salud de los niños y adolescentes .

Ofrezcamos alternativas a los niños

De nada nos servirá tener la buena intención de alejar a los niños de las pantallas, sin que estos tengan nada mejor que hacer.

Por ello, y aunque podemos permitir que los niños usen las pantallas para sus trabajos o deberes escolares, también hemos de dejar que este nuevo curso, se adapten bien a todas las medidas anunciadas para controlar el riesgo de contagio a la Covid-19, pero que se relajen con otras distracciones que les propongamos, como por ejemplo leer un libro, salir a la naturaleza o practicar un deporte.

Lo último en Bebés

Últimas noticias