¿Por qué los niños se tocan los genitales?

niños se tocan los genitales
Por qué los niños se tocan los genitales

En el crecimiento de los hijos son muchas las etapas y situaciones a las que hay que hacerles frente. Así, por ejemplo, una de las más habituales es descubrir que los niños se tocan los genitales. Y eso trae consigo desde vergüenza hasta incomprensión o preocupación por parte de los padres.

¿Has visto que tu niño también lo hace? Si es así, sigue leyendo. Descubrirás el porqué lo realiza y, de la misma manera, aprenderás a saber cómo reaccionar ante ese instante.

¿Cuál es el motivo?

Lo primero que tendrás que hacer es conocer es la razón de que los pequeños se toquen. Pues bien, la causa de esa acción es que están descubriendo su cuerpo. Así, al igual que un día ves a tu hijo con su dedo metido en la nariz por primera vez, porque se ha dado cuenta de la misma, otro día lo puedes observar que se toca sus zonas íntimas. Y es que llegará un momento en el que en esa parte del cuerpo se dará cuenta que tiene otra área que no había tocado y al hacerlo, además, le dará cierto placer. Por eso, no dudará en tocarse e incluso llegar a rozarse con cualquier objeto que encuentren a su alcance.

Los padres pueden “asustarse” al ver esa imagen por primera vez pues pensarán que sus hijos se están masturbando. No obstante, deben tener en cuenta que lo que los niños hacen no tiene para ellos ningún tipo de connotación sexual. Simplemente descubren que ese gesto les gusta y nada más, como también les puede gustar jugar con sus hermanos o que sus padres les den un beso de buenas noches.

niños se tocan los genitales
Van descubriendo su cuerpo

Datos de interés

Además de lo expuesto, hay otra serie de aspectos que hay que tener en cuenta sobre esta situación que a muchos adultos genera tanto desasosiego, por decirlo de algún modo:

  • Hasta que los menores tienen unos 2 años, aproximadamente, los niños van descubriendo poco a poco sus genitales. De ahí que, al principio, recurran al empleo de ciertos objetos para tocarse esa zona de su cuerpo.
  • Entre los 2 y 5 años se considera que ya pueden comenzar a palpar esa parte íntima con sus manos.
  • Será a partir de los 5 o los 6 años cuando se considera que seguirán tocándose esa parte de su cuerpo, pero que lo harán a escondidas.
  • Se considera que cuando más recurren a tocarse los genitales es cuando se encuentran aburridos.

¿Qué hacer cuando los niños se tocan los genitales?

Como hemos mencionado, el que los niños se puedan tocar los genitales es algo totalmente normal, porque están descubriendo su cuerpo como han hecho con las demás partes del mismo. Por eso, los padres que vean hacer eso a sus hijos deben tranquilizarse, no perder la calma y, por supuesto, no deben enfadarse.

De la misma manera, deberán optar por acometer estas otras medidas:

    • Es fundamental que no le prohíban a los pequeños el tocarse esa zona de su cuerpo. Simplemente, les deben indicar que eso es algo que no se hace delante de los demás sino cuando se esté a solas, en la habitación o en el cuarto de baño.
    • No menos relevante es que los padres tengan claro que esa acción que a ellos les puede chocar, para los menores no tiene connotación sexual. Por eso, no hay que alarmarse ni reñirles diciendo que lo que hacen está mal.
    • De la misma manera, es fundamental que apuesten en todo momento por tener una buena comunicación con los pequeños. Esto lo que va a suponer es que encuentren en sus progenitores la confianza suficiente para poder consultarles cualquier duda que tengan sobre su cuerpo o incluso sobre la sexualidad.
    • Precisamente en relación al punto anterior está el hecho de que se aconseja a todos los padres que desde temprana edad de sus hijos apuesten por tener en casa un correcta educación sexual. Eso significa hablar abiertamente de esa faceta íntima del ser humano con naturalidad y con un lenguaje adecuado a los años que tengan los niños en cada momento.
    • Si, a pesar de todo, los adultos no se sienten a gusto con la situación que están viviendo con sus pequeños porque se tocan los genitales o si consideran que esa acción es algo muy frecuente, deberían acudir, por ejemplo, a un psicólogo infantil para que pueda ayudarles.

Lo último en Bebés