El móvil, el chupete emocional de los niños

móvil
El móvil, el chupete emocional de los niños

Si tienes hijos pequeños seguro que has recurrido más de una vez a dejarles el teléfono móvil para que estén quietos y callados. Y si no tienes descendencia seguro que en más de una ocasión te has encontrado en una terraza a unos padres tomando algo mientras que sus pequeños están sentados y tranquilos haciendo empleo del smartphone. Pues bien, esas situaciones han llevado a que ahora se habla de ese dispositivo como de chupete emocional.

Sí, porque el teléfono viene a realizar en los menores las mismas funciones que el chupete: conseguir que estén callados, tranquilos y sin molestar.

Esa situación ha llevado a que en estos momentos se haya manifestado al respecto la Asociación Americana de Pediatría (AAP), que ha procedido a dar una serie de consejos a los padres sobre la misma. Sigue leyendo y podrás salir de dudas al respecto.

La AAP se manifiesta al respecto

Teniendo en cuenta que cada vez es mayor la presencia de la tecnología en la vida de todos y que esa se ha convertido en indispensable en el día a día de los niños, la mencionada Asociación Americana de Pediatría ha decidido manifestarse al respecto. En concreto, ha procedido a dar cuenta de una serie de advertencias a los padres en pro de que eviten que sus hijos hagan un mal uso de los diferentes dispositivos móviles.

De la misma manera, como hemos indicado, no ha dudado en manifestarse en contra de que los smartphones sean utilizados por los niños como si de chupetes se tratase.

Consejos fundamentales sobre el móvil como chupete emocional

móvil
La AAP determina medidas sobre la tecnología

Aunque son muchos los consejos y recomendaciones que dicha asociación pediátrica ha dado a conocer, estos son algunos de los más significativos:

    • Hay que evitar que los niños de menos de 18 meses estén en contacto con las pantallas de dispositivos móviles.
    • No emplear el teléfono como chupete para que los pequeños se tranquilicen y no molesten. Es fundamental que aprendan a estar relajados sin ayuda de la tecnología. Además, esa es una medida que vela por el bienestar, tanto físico como mental, de los menores.
    • Vital es que los padres tengan en cuenta su método de crianza y sus valores para aplicarlos también al empleo que sus hijos hacen de los dispositivos móviles.
    • Fundamental es que los adultos establezcan un plan en casa sobre el empleo de los smartphones y artículos similares. Eso pasa, entre otras cosas, en determinar un horario para utilizarlos a diario. Así la mencionada asociación determina, por ejemplo, que los niños con edades comprendidas entre los dos y los cinco años no pueden usar al día más de una hora la tecnología y siempre y cuando sea de tipo educativo.
    • No deben comer teniendo un smartphone, una tablet o similar.
    • Fundamental es que los adultos conozcan a la perfección el entorno digital en el que “operan” sus hijos porque es la manera de evitarles riesgos innecesarios. Es decir, deben ser conscientes de las aplicaciones que utilizan, las páginas web por las que navegan, los vídeos y las fotografías que ven…

Más recomendaciones

móvil
Los padres deben dar ejemplo

Aunque las que te hemos dado a conocer son las medidas más interesantes e importantes que se establecen desde la Asociación Americana de Pediatría, ha expuesto otras que también resultan relevantes. Nos estamos refiriendo a algunas como estas:

  • Es imprescindible que a diario los niños se diviertan sin tecnología. Así, deben realizar ejercicio, actividades al aire libre…Es importante que aprendan que hay muchas formas de pasarlo bien sin necesidad de tener que contar con un teléfono móvil o con una tablet, por ejemplo.
  • Otra de las recomendaciones claves es que los adultos deben dar ejemplo sobre el uso de la tecnología. Por eso, deben limitar el empleo de la misma en casa y no puedan comer con el móvil encima de la mesa. Si respetan esa pauta, también lo harán sus hijos. Los hábitos y rutinas en ese aspecto son fundamentales no solo para el presente sino también para el futuro.
  • En pro de que toda la familia disfrute junta y pueda hacerlo, entre otras cosas, con la tecnología nada mejor que padres e hijos jueguen juntos a distintos juegos o videojuegos. Eso sí, deben ser de tipo cultural o educativos, nada de propuestas violentas.

Lo último en Bebés

Últimas noticias