Embarazo

Cuáles son las infusiones prohibidas durante el embarazo

Las infusiones prohibidas durante el embarazo son aquellas que podrían resultar peligrosas para el proceso natural que estamos viviendo.

Cuáles son las infusiones prohibidas durante el embarazo
Las infusiones prohibidas durante el embarazo

Las infusiones prohibidas durante el embarazo son aquellas que podrían resultar peligrosas para el proceso natural que estamos viviendo. Las infusiones pueden parecer bebidas saludables, pero para una embarazada todo cambia. Extremar las precauciones es un factor clave y especialmente hacerlo durante los primeros meses de gestación. Si eres una amante de las infusiones, anota estos nombres y elimina de tu cocina cualquier de éstas. Pueden ser las causantes de malestar e incluso provocar un aborto espontáneo, ante cualquier síntoma o molestia se recomienda acudir rápidamente al médico.

Las infusiones prohibidas durante el embarazo

  • Poleo menta es una infusión perjudicial. Esta bebida es una de las más populares y para una embarazada puede resultar muy peligrosa. La menta es una planta abortiva que puede llegar a provocar una activación de los músculos uterinos que derive en un peligro serio para el bebé. Alejarla de la despensa es uno de los primeros pasos que debemos hacer en nuestra casa.
  • Hierba luisa debe desaparecer. Esta hierba tiene el mismo problema que la menta, estimula el útero con lo cual es peligrosa tomarla. El anís formará parte de este primer trío que es muy común, pero es altamente peligroso. Las propiedades abortivas de estos elementos están altamente comprobadas.
  • La salvia es una hoja que puede estar en algunos platos de pasta. Sus efectos son notables, provoca una subida de la presión arterial que puede llegar a ser peligrosa, pero también es responsable de abortos espontáneos. Dos de los grandes enemigos de una embarazada que debemos mantener alejados.
  • El agracejo no es muy común, pero es altamente peligroso. Esta infusión puede ser la responsable de provocar un parto prematuro o un aborto. Sus efectos sobre el cuerpo de una embarazada son muy dañinos y debemos mantener este elemento al margen.
  • El eucalipto perjudica a una embrazada. Los efectos de esta planta que solemos asociar al tratamiento de los resfriados son directos. Puede provocar malestar general traducido en náuseas, vómitos e incluso diarrea, en cualquiera de estos casos se debe acudir rápidamente al médico.
  • El té contiene en general teína, los expertos recomiendan dos tazas máximo al día. Aunque puede resultar beneficioso en pequeñas cantidades, no debemos olvidar que durante el embarazo cualquier exceso puede ser perjudicial.

Ante estas infusiones debemos reaccionar a tiempo, cualquier síntoma debe ser tratado por un especialista. Las dudas también las responderán, de no estar totalmente seguras es mejor no probar nada. Podemos prescindir del té y tomar agua o cualquier zumo de frutas conocidas.

Lo último en Bebés

Últimas noticias