Cuidados del bebé

6 cosas que haces todos los días y que conquistan a tu bebé

Cuidar al bebé, darle de comer o protegerlo cuando se siente mal, son cosas que hacemos a diario incluso de forma natural, pero que ayudan a un buen desarrollo del bebé

desarrollo bebé
Las cosas que hacemos para cuidar al bebé que ayudan en su desarrollo

Cuando tenemos un bebé, nos convertimos para él/ella en ese ser especial que siempre hace algo único, aunque en realidad sean gestos del todo normales. Veamos a continuación, 6 cosas que haces todos los días y que conquistan a tu bebé, además de ayudar en su desarrollo.

Cosas como hablarle al bebé, preparar su comida o consolarlo cuando llora), son cosas que de manera natural nos nacen como madre o padre, pero que en realidad son mucho más importantes ya que permiten al bebé sentirse seguro y amado. Dependiendo de cada persona, ese instinto maternal (también paternal), aparece tarde o temprano, pero lo cierto es que el amor que siente el bebé por sus padres, es innato en él, de modo que podemos reforzar ese vínculo con gestos que día a día, nos unirán para siempre con nuestro hijo/a. ¿Y cuáles son esas cosas que nos permiten conquistar al bebé?.

6 cosas que haces todos los días y que ayudan al desarrollo del bebé

desarrollo bebé

  1. Tu voz y tu olor. El bebé ya escucha en el útero, de modo que cuando nace la voz de la madre, pero también la del padre es un sonido que reconoce y que le inspira confianza. Además, una vez nacido, nuestro bebé aprende a reconocer el perfume natural de la piel de su madre, pero también el del padre, si es él el encargado de darle de comer, de acunarlo o de calmarlo cuando llora.
  2. Preparar la comida del bebé . Inicialmente amamantarlo o tener el biberón listo, luego cocinar para él. ¿No se te da demasiado bien la cocina? No importa, los niños se acostumbran rápidamente a los sabores del hogar, aunque debemos procurar eso sí, que el bebé (luego niño) se alimente siempre de forma sana y equilibrada.
  3. Consolarlo cuando llora . Cada lágrima seguramente será secada por la madre o el padre, de modo que el bebé se sentirá siempre protegido bajo el halo de mamá o papá.
  4. Siempre eres su refugio seguro. Los primeros años de vida para el niño son muy exigentes, porque todo es un descubrimiento y una emoción, incluso ir de compras. Tu presencia hace que todo sea muy tranquilizador. La madre o el padre siempre puede leer los signos del niño, ya sea que estén cansados, hambrientos, asustados o ansiosos. Sabe que le pasa (en prácticamente todos los casos), de modo que el bebé siente que papá y mamá son también su refugio.
  5. Puedes establecer límites . Es posible que las reglas no siempre se aprecien, pero el bebé y luego niño/a necesita tomar riesgos y son precisamente esos riesgos los que lo hacen sentir seguro y amado. Así que no te preocupes por establecer esquemas bien definidos.
  6. Todos los días enseñas algo con tu comportamiento : ya sea simplemente cepillarte los dientes o vestirte, eres un ejemplo para tu hijo/a. De hecho, los niños aprenden especialmente en los primeros tres años de vida, mediante el aprendizaje pasivo. Además, leerle o decirle lo que está haciendo también lo ayuda a hablar y expresarse mejor.

Lo último en Bebés

Últimas noticias