Jornada de Sensibilización de la Iglesia

El Obispado de Mallorca recupera el proyecto de museización del Monasterio de Cabrera

La actuación se ha retomado tras dos años de paralización gracias a la financiación del Bisbat y pretende localizar la iglesia

La Casa de la Iglesia acogió este martes una rueda de prensa para hacer balance de las iniciativas de la Diócesis y parroquias

Las entidades sociales de la Iglesia de Mallorca piden auxilio para los sintecho

Unas 140 personas participan en el encuentro de Càritas Mallorca

Mn. Francesc Vicens, Sandra Rebassa y Mateu Riera en mitad de la rueda de prensa celebrada en la Casa de la Iglesia.
Mn. Francesc Vicens, Sandra Rebassa y Mateu Riera en mitad de la rueda de prensa celebrada en la Casa de la Iglesia.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El proyecto de recuperación, consolidación y museización del Monasterio Bizantino de Cabrera se ha recuperado este 2022, tras varios años de paralización, y continuará hasta 2026 gracias a la financiación del Obispado de Mallorca. El objetivo es localizar la iglesia y conocer cómo era esta comunidad monástica a la que hace referencia la Epístola XIII, del Papa Gregori el Gran, en una carta escrita el año 603 d.C. que demuestra la existencia del monasterio en la isla.

Así lo explicó este pasado martes, 8 de noviembre, en rueda de prensa el codirector de la excavación de Cabrera, Mateu Riera, durante la ceremonia de presentación de las acciones de la Diócesis en favor del patrimonio y la memoria anual del Área de Patrimonio Histórico y Cultural.

«En 2020 el proyecto se paró y el Obispado se ofreció a continuar con el gran objetivo de intentar localizar la iglesia y, sino, como mínimo, recuperar los elementos de esa comunidad monástica», destacó Riera, que señaló que hasta el momento se han excavado niveles superficiales.

En un comunicado, el Obispado de Mallorca ha informado que el acto tuvo lugar en la Casa de la Iglesia de Palma. Al mismo también asistieron el vicario episcopal de Patrimonio Histórico y Cultural, Mn. Francesc Vicens, y la técnica en gestión del patrimonio cultural del Obispado de Mallorca, Sandra Rebassa.

Desde la Vicaria de Patrimonio se escogió esta fecha con ocasión de la fiesta de la Dedicación de St. Joan del Laterà, madre de todas las iglesias y sede del obispo de Roma, que se celebra el miércoles 9 de noviembre. La intención, por tanto, se centraba en dedicar esta jornada a la sensibilización del trabajo desarrollado y para hacer balance de todas las iniciativas, tanto de la Diócesis como de las parroquias hacia el patrimonio cultural.

La Vicaria Episcopal para el Patrimonio Histórico y Cultural es la encargada de coordinar  la gestión que se hace en materia de patrimonio cultural titularidad de la diócesis,  colaborando con otras entidades, ya sean de la misma Iglesia (parroquias, órdenes  religiosas o cofradías), administraciones públicas (Consell de Mallorca o ayuntamientos)  y/o organizaciones sociales y asociaciones culturales.

Cabe señalar que las intervenciones de los bienes inmuebles propiedad de la diócesis es una de las líneas en las que la Vicaria Episcopal de Patrimonio trabaja, en coordinación con diferentes entidades. La conservación del patrimonio inmueble es uno de los principales objetivos.

Este último año se han llevado a cabo varias tareas de mantenimiento estructural de edificaciones, adaptaciones en sistemas de iluminación, tratamientos antixilófagos, cobertura legal en edificaciones de Palma y de la Part Forana. Algunos ejemplos los encontramos en  parroquias de Son Sardina, Fornalutx, Montuïri, Lloret o la Colonia de Sant Pere, y el  Palacio de Sineu.

En el caso del Palacio, inmueble propiedad del Obispado de Mallorca, las actuaciones de mantenimiento se han complementado con la apertura y retorno al culto de la iglesia del Palau de Sineu, así como el inicio de las tareas para la elaboración del inventario de los bienes del Convento y con el establecimiento de un convenio inicial para dictaminar las bases de la futura gestión. 

En cuanto a las actuaciones sobre bienes amuebles, el Taller de Restauración del Obispado ha llevado a cabo ocho intervenciones con fondos propios sobre bienes de naturaleza diferente (pintura, escultura, tejido); y siete actuaciones subvencionadas a través de la Comisión Mixta, manteniendo así la colaboración activa con la administración pública y con otros profesionales de la restauración.

También se ha restaurado la Urna de la Casa Santa de Felanitx; el cuadro-retablo de la Aparició de la Mare de Déu dels Àngels a Sant Francesc de la parròquia de la Mare de Déu dels Dolors de Manacor; las pinturas murales del Oratorio del Castell d’Alaró, se ha iniciado la primera fase de la  restauración del Monumento de Assumpta de la parroquia de Muro o la finalización de  la restauración y homogeneización del conjunto escultórico de sibil·les y profetas de la  parroquia de Sant Nicolau de Palma, entre otros.

En cuanto a los proyectos culturales y programas propios de gestión del patrimonio cultural, este año la Vicaria ha encabezado diferentes iniciativas, algunas empezadas con anterioridad a la pandemia (las cuales se habían tenido que parar) y otras de nueva  creación. A destacar el proyecto quinquenal de recuperación, consolidación y musealización del monasterio bizantino de Cabrera, que se lleva a cabo en colaboración con el Parque Nacional marítimo-terrestre del archipiélago de Cabrera y que este año, después de unos años parada, se ha podido poner en marcha gracias a la financiación del Obispado de Mallorca.

Las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo este año suponen la primera fase del plan que pretende intentar conocer y enseñar como fue la comunidad monástica a la cual hace referencia la Epístola XIII, 47 del papa  Gregorio lo Grande, una carta escrita en 603 d. C. que demuestra la existencia de un monasterio en la isla de Cabrera.  

Es importante resaltar también la gestión y coordinación otros proyectos como es la celebración del Año Costa, que se clausuró el pasado 16 de octubre después de un año con  diferentes actos conmemorativos; la segunda edición de la Nit de les Esglésies, organizada conjuntamente con la Fundación Amigos del Patrimonio el día 14 de octubre  de 2022 y donde se pudo disfrutar de la apertura nocturna de 8 iglesias (entre Palma y Part Forana) solo iluminadas por la luz de las velas y en rotundo silencio; la participación  en la organización de la Procesión del Carro de la Beata, con el objetivo de ir  recuperando el sentido originario de la procesión; o la exposición de arte  contemporáneo Luz de Llull del artista canario Pepe Dámaso con motivo de la  donación de estas obras a la diócesis mallorquina. 

No se tiene que olvidar la tarea alrededor del Inventario Diocesano de Patrimonio  Cultural, proyecto de larga duración y permanentemente en activo. La coordinación y  elaboración de fichas de inventario ha sido posible gracias al aumento de recursos  económicos y humanos por parte de la diócesis. Este año se han inventariado los bienes  de cuatro parroquias, tres de Palma y una de la Part Forana, con sus correspondientes  fotografías y estudio. Este año se ha seguido elaborando el engranaje previo al  Inventario, con la elaboración de tesauro, el establecimiento de metodologías claras y  unificación de criterios de documentación.

Otras actuaciones del área han sido el archivo y digitalización documental; el  bibliográfico de la Biblioteca Diocesana; el musical, de órganos históricos; el  arqueológico, el Museo Bíblico y posibles colaboraciones en un futuro; y el textil e  inmaterial, las directrices para su conservación.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias