Política municipal

Hila desautoriza a su edil de Seguridad y negocia con los sindicatos la reforma de la Policía

Alcalde de Palma desautoriza
El alcalde socialista de Palma, José Hila, con la concejala de Seguridad, Joana María Adrover.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El alcalde socialista de Palma, José Hila, desautoriza a su concejal de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover, y negocia directamente con los sindicatos para sacar a flote la fracasada reforma de la Policía Local, que la máxima responsable política del cuartel de San Fernando había abandonado.

Todo ello para desesperación de unas centrales sindicales a las que la edil habría prometido, entre otras cuestiones, una mejor distribución del trabajo, aplicando unos coeficientes correctores que mejorarían la acción policial y eliminando la arbitrariedad y discriminación que hoy existe entre unas unidades y otras, por ejemplo, en la concesión de días de libranza. Una cuestión elemental ya que en estos momentos hay agentes en unos destinos que, pese a trabajar las mismas jornadas en horario nocturno, festivos y fines de semana, no son gratificados por igual.

Las secciones sindicales de UGT, CCOO, CSIF y SPPME informaron en una nota de prensa conjunta de que habían mantenido un primer encuentro con el primer edil palmesano a los efectos de exigir la aplicación del plan de ordenación en la Policía y aclarar la voluntad de la administración municipal al respecto.

En este encuentro se pusieron sobre la mesa todos los puntos sobre los que Adrover, en los más de dos años que lleva negociando, había sido incapaz de materializar un acuerdo, entre ellos la negociación del plan de ordenación policial y la convocatoria de un concurso de traslados.

La respuesta del alcalde a estas peticiones la hacen pública en un comunicado conjunto los representantes sindicales.

«Por parte del alcalde se ha manifestado que sí a todo», aseguran los sindicalistas, que, no obstante, se muestran reticentes a las buenas palabras del primer edil palmesano. Más que nada porque a la pregunta de cuándo se materializaría ese compromiso, los mismos sindicatos apuntan: «Esa es la gran pregunta».

«El alcalde manifiesta que cuando los técnicos tengan tiempo de estudiar los cambios, se harán, teniendo en cuenta que todo pasa por los informes de servicios jurídicos, manifestando también que se está revisando la aplicación de los índices correctores».

Por tanto, después de dos años negociando, los sindicatos advierten: «No podemos aceptar que ahora estamos pendientes de un informe jurídico para aplicar los coeficientes correctores, esos mismos que se han aplicado al refuerzo de verano».

Piden a Hila celeridad y pruebas de ejecución

Tras recordar que llevan «escuchando el mismo discurso los dos últimos años y ya no nos convence», exigen «que se cumplan los compromisos adquiridos. Llegados a este punto, se le pide al alcalde celeridad y pruebas de ejecución en un corto plazo de tiempo, ante lo que nos vuelve a manifestar que escapa a su capacidad decisoria».

Ante esta realidad, las centrales señalan que «todo esto nos lleva a dudar sobre la aplicación de los índices correctores de la jornada, el aplazamiento de la negociación del plan de ordenación y queda en el aire un futuro concurso de traslados».

«No se nos dice que no, pero tampoco se compromete, por lo que sindicalmente seguimos dudando. Al final se trata de tener paciencia y fe. Pero cuando se pierden la fe y la paciencia, es difícil contenerse y no quedará más remedio que llamar la atención de otra manera», concluyen dejando la puerta abierta a acciones de reivindicación activa a pie de calle.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias