OPINIÓN

La promesa “cumplida” de Cárdenas en ‘Hora punta’, sus colaboradores mudos y la horrible ambientación musical

Javier Cárdenas
Javier Cárdenas en el plató de 'Hora punta'

Vale que a estas alturas de la película es complicado innovar, pero lo de ‘Hora punta’ fue demasiado. Javier Cárdenas dijo en su presentación que ofrecería un contenido diferente a lo ofrecido por el resto de cadenas. Y en ese sentido cumplió, porque nadie ofrece algo tan flojo, quedando muy por debajo de las expectativas. Nada fue novedoso o sorprendente en el regreso del presentador a La 1 de TVE.

La cuestión es que, una vez visto el primer programa, no es fácil definirlo. Una mezcla de vídeos sacados de internet, la opinión de una psicóloga al respecto, un ranking con los famosos peor operados y la opinión de un cirujano plástico, una broma de un programa francés con su versión española y una entrevista de promoción a Álex Cadademunt y Verónica Romero. Poco más.

Cosas que ya se han hecho doscientas veces en televisión sin aportar absolutamente nada nuevo. Todo ello aderezado por una ambientación musical tremendamente ruidosa y desacertada, que más que cumplir su función de acompañar, molestaba e invitaba a cambiar de cadena.

También estaban los colaboradores que Cárdenas tiene en su espacio de radio, pero literalmente de adorno. Solo Alejandra Castelló dijo un par de cosas en la mesa y Tony Martínez participó en una broma. Por el contrario, Albert Lesán y Alberto Peñarroya no dijeron ni una sola frase en todo el programa.

Junto al más que manido contenido, los aplausos enlatados del público fueron otro de los motivos que invitaban a pensar que estábamos viendo un programa de hace 20 años, impropio de una productora como Gestmusic, que nos tiene acostumbrados a una factura de primera.

Una pena porque, aunque a mucha gente no le guste, Cárdenas ha demostrado que sabe conectar con la audiencia en la radio, donde lidera una comunidad de más de 1 millón de oyentes matinales en Europa FM, cadena a la que arrastró a los seguidores que ya tenía en Cadena Dial hace 6 años.

Quizá en ese factor está su margen de mejora. Más risas y espontaneidad del presentador, menos guión y situaciones preparadas, un programa mucho más coral, con la participación (activa) de su equipo, y manteniendo el ritmo y la gran cantidad de contenidos en poco tiempo, que es sin duda el acierto del programa.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias