Belleza

Remedios caseros para reparar los talones agrietados

Remedios caseros para reparar los talones agrietados
Los talones agrietados se pueden reparar con simples remedios caseros.
0 Comentar

Los pies sufren mucho en verano y sobre todo la zona de los talones. Los eternos olvidados pasan los meses de calor entre arena, cloro y poca hidratación. Hoy te invitamos a probar alguno de estos remedios caseros para reparar tus talones agrietados. ¡Toma nota!

Remedios caseros para tratar las grietas en los talones

Remedio con limón y glicerina

talones agrietados
Remedio para talones agrietados con limón y glicerina.

Este remedio te ayudará a ablandar la piel y reduce la sequedad de los talones agrietados.

Ingredientes:

  • Zumo de 1 limón
  • Recipiente con agua caliente
  • Glicerina
  • Agua de rosas
  • Sal gruesa
  • Piedra pómez o “quitadurezas”

Modo de aplicación:

  1. Vierte en el recipiente con agua calienta la sal gruesa, la glicerina, el zumo de limón y el agua de rosas.
  2. Mete los pies y déjalos durante 15 o 20 minutos.
  3. Utiliza un utensilio para quitar durezas y frota en la zona de los talones.
  4. Mezcla la glicerina, el limón y el agua de rosas y aplícala directamente sobre la piel de los talones.
  5. Colócate unos calcetines finos y deja que la mezcla penetre en los pies durante la noche.
  6. El tratamiento es mucho más efectivo si lo repites varios días durante la semana.

Parafina para suavizar la piel

talones agrietados
La parafina suavizará la zona del talón.

Este remedio natural funciona suavizando la zona del talón y evitando el escozor y dolor que provocan las grietas en esta zona.

Ingredientes:

  • Cera de parafina
  • Aceite de coco

Modo de aplicación:

  1. Mezcla la cera de parafina con aceite de coco.
  2. Vierte la mezcla en un cazo y calienta al baño María.
  3. Deja reposar y enfriar.
  4. Cuando esté templada aplica directamente la mezcla en los talones.
  5. Cubre la zona con unos calcetines y dejarlo actuar mientras duermes.

Consejos para evitar los talones agrietados

talones agrietados
Llevar un calzado cómodo y exfoliar tus talones a menudo son dos pasos clave para prevenir las grietas.
  • Exfolia los talones a menudo para evitar que las grietas aparezcan.
  • Mantén tus pies limpios, hidratados y libres de humedad para evitar infecciones por hongos y resequedad.
  • Procura no caminar descalzo por suelos rugosos o con texturas muy rígidas.
  • Usar con frecuencia zapatos con una suela demasiado fina o llevar chanclas, producen demasiada presión en tus talones. Procura llevar otro tipo de calzado adecuado y cómodo para tus pies.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias