Entrenamiento

¿Por qué en un determinado momento dejamos de adelgazar con el deporte?

¿Por qué en un determinado momento dejamos de adelgazar con el deporte?
gym44
0 Comentar

El ejercicio resulta esencial para deshacernos de esos kilos de más que nos están atormentando. Seguro que en alguna ocasión te has apuntado a alguna clase de las que imparten en el gimnasio y has conseguido quitarte de encima ese sobrepeso. Sin embargo, también resulta lógico que te preguntes por qué en un determinado momento dejamos de adelgazar con el deporte.

 El director del Centro para la Salud y Rendimiento Humano de la Universidad de Rutgers y componente del Colegio Americano de Medicina Deportiva, Chan Arent, explica que cuanto más peso ha perdido una persona realizando una actividad física, más complicado le resultará seguir adelgazando. Entre otras cosas porque hay una ralentización del metabolismo.

Una investigación que publica la revista Current Biology desvela que el ejercicio por sí mismo no siempre quema las calorías extras, marcando la alimentación saludable como principal responsable de esa pérdida de peso. De alguna manera se muestra contrario a los consejos que dan algunos expertos respecto a la prevención de la obesidad. En su opinión, no siempre el incremento de la actividad deportiva es lo más adecuado, sobre todo porque el organismo se adapta a conservar el gasto de energía dentro de unos límites.

Esto es que se aprecia cuando comenzamos una actividad con el propósito de adelgazar y al comienzo notamos los resultados positivos, pero después de un tiempo se alcanza una situación de estancamiento. Cuenta que el cuerpo se ve sometido a una serie de esfuerzos a los que no está acostumbrado y en cierta manera reacciona bajando unos kilos, pero en el instante en que se convierta en una rutina el organismo se acaba adaptando. Lo más adecuado para continuar con esa pérdida de kilos sería incluir distintas propuestas deportivas y a niveles diferentes.

El profesor Herman Pontzer es otro de los responsables de este estudio. Admite que la actividad física resulta necesaria para conseguir una mente y un cuerpo en buen estado, aunque lo realmente importante, según su opinión, sería centrarse en la alimentación, sobre todo cuando se intenta evitar la ganancia de peso. Es consciente de que el ejercicio en algún momento va a perder su efectividad.

También hay que decir que no todo el mundo tiene el mismo gasto metabólico. Además, cuando acostumbramos al cuerpo a correr todos los días una hora con la misma intensidad, llegará un momento en que se estanque. En muchos casos sería conveniente alargar la sesión. En concreto hasta los 35 minutos de actividad vigorosa o los 70 minutos de intensidad moderada.

Como acabamos de comprobar la actividad deportiva ayuda a adelgazar, pero no siempre hace milagros, hay que complementarlo con una dieta saludable y equilibrada.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias