Running

Por qué hay que leerse el reglamento de las carreras

Por qué hay que leerse el reglamento de las carreras
meta
0 Comentar

Cuando nos apuntamos a una carrera rara es la vez que nos detengamos cinco minutos a leer el reglamento de la competición. Este tipo de documentos contienen información vital sobre la prueba y su funcionamiento, explicando al detalle las obligaciones y prohibiciones de los corredores. Si no revisan su contenido siempre correrán el riesgo de ser descalificados o realizar trampas sin ser conscientes de ello. A continuación te explicamos por qué hay que leerse el reglamento de las carreras.

Cada competición cuenta con sus propias reglas, que es importante que cumplas ya que determinadas conductas pueden ser motivo de descalificación, y posiblemente no te haría ninguna gracia cuando llevas ya unos cuantos kilómetros en las piernas.

No realizar el recorrido completo

Recortar el recorrido que establece la organización supone hacer trampas, por lo que puede ser sancionado por los jueces. El motivo de sanción está claro, corres menos que el resto de atletas. Suele ser un método muy utilizado por algunos, sobre todo en las rotondas y cruces de calles, cuando se suben a las aceras para recortar unos pocos metros, que a lo largo de una carrera se puede traducir en unos cuantos segundos. Uno de los casos más conocidos en la historia del running es el de la atleta Rosie Ruiz, que atravesó en primer lugar la meta del maratón de Boston después de haber utilizado el metro para recortar el recorrido.

Correr con el chip o dorsal de otro

Como suele quedar bien claro en las bases de las carreras la inscripción es intransferible, por lo que no se le puede ceder el dorsal a otro compañero. En muchas ocasiones se realiza esto con buena intención, sobre todo cuando nos apuntamos y no podemos correr a última hora por culpa de alguna lesión. Sin embargo hay otros que lo hacen con otro propósito bien distinto. Le prestan su dorsal a un corredor más rápido para que consiga una buena marca y le dé acceso a otro evento, como suele ser un maratón.

Tiempo máximo de carrera

Los organizadores de las carreras establecen un tiempo máximo para acabarla. En el caso de tardar más se te excluirá de la prueba y no aparecerás en las clasificaciones. En los maratones este tope suele rondar las 6 horas y en las carreras de 10 kilómetros entre la hora y media y las dos horas.

Rarezas

La mayoría de las pruebas se rigen por una normativa casi común, pero también se incluyen una serie de reglas que pueden llamar la atención si no se conocen. Entre otras cosas se puede descalificar a los corredores que doblen o manipulen la publicidad del dorsal, que consuman avituallamiento fuera de las zonas reservadas para ello, entren en zonas de meta acompañados de personas ajenas a la carrera (como pueden ser sillas de bebé o bicicletas) o arrojar basura fuera de la zona marcada.

Al final de lo que se trata es de que todos los participantes a una carrera puedan convivir con normalidad. A partir de ahora seguro que te repasas los reglamentos de las carreras.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias