La región francesa de Sochaux que vio nacer a la marca de automóviles

El desconocido nacimiento del gigante Peugeot entre pimenteros, maquinas de coser y bicicletas

peugeot-spirit-of-france
Museo de la Aventura Peugeot en Sochaux. Foto: Nicolas Zwickel

En la Exposición Universal de París de 1889, Armand Peugeot presentó el primer automóvil bajo la marca, ahora mundialmente conocida, Peugeot: un triciclo que funcionaba a vapor y que jamás llegó a comercializarse. Pero el gigante del motor Peugeot no nació ahí, en sus 209 años de vida a la multinacional francesa le ha dado tiempo para hacer de todo. Pero, ¿cuál es el origen de esta empresa?

Peugeot nació como una empresa familiar en un pequeño molino de viento, ubicado en la región gala de Sochaux, donde la familia Peugeot fabricaba distintas herramientas como sierras, cintas de acero, piezas de relojería, molinillos de café o pimienta y maquinas de coser.

Museo de la Aventura Peugeot. Foto: Nicolas Zwickel.
Museo de la Aventura Peugeot. Foto: Nicolas Zwickel.

Desde 1810 hasta que se presentó el Type 1 (considerado el precursor de los automóviles Peugeot), en la Exposición Universal de París, el fabricante no paró de aplicar su saber hacer industrial a distintos proyectos. En esos años, popularizó sus molinillos de café, saleros y pimenteros, sus corsés y miriñaques y sus máquinas de coser. En la actualidad, Peugeot sigue fabricando saleros y pimenteros en una fábrica de la región que vio nacer la marca, y se trata de unos instrumentos de cocina muy valorados en la gastronomía profesional del mundo entero.

Spirit of France: viaje azul, blanco y rojo

El desconocido nacimiento del gigante Peugeot entre pimenteros, maquinas de coser y bicicletas

Peugeot invitó a un grupo de periodistas a conocer las instalaciones de las que dispone en la región francesa de Sochaux, la que vio nacer al gran gigante del automóvil. Y, lo cierto, es que la región ofrece una oferta turística que cubre muchos aspectos de los reclamos que invitan a la gente a viajar: aprender, probar y disfrutar.

Aprender

Las empresas con una larga historia a sus espaldas cuentan con una desventaja frente a sus competidoras más jóvenes. Se trata de cuidar su propia historia. Mientas muchas empresas de nueva fundación se centran en mirar al futuro, las más antiguas, como es el caso de Peugeot, no pueden permitir que su pasado caiga en el olvido.

Archivo histórico de Peugeot. Foto: Nicolas Zwickel
Archivo histórico de Peugeot. Foto: Nicolas Zwickel

Es por eso que el Museo de la Aventura Peugeot se encarga, de manera externa a la matriz de la propia Peugeot, de guardar celosamente todo la historia: fotografías, carteles, vídeos, promociones, anuncios, modelos antiguos, prototipos que jamás llegaron a producirse, modelos obsoletos que nunca triunfaron o ediciones limitadas e irrepetibles. Visitar el Museo Peugeot es toda una aventura por la historia.

Probar

Qusería MArcel Petite, de quesos denominación de origen Comté. Foto: Nicolas Zwickel
Qusería MArcel Petite, de quesos denominación de origen Comté. Foto: Nicolas Zwickel

Después de un buen almuerzo, el día continúa con un paseo digestivo por los magníficos caminos de la región de Borgoña-Franco Condado. Una región que el frío del invierno consigue ralentizar pero que con la primavera resucita en un festival de bosques y flores. Es en esa región donde se fabrica el exquisito queso denominación de origen Comte. Una de sus queserías más famosas es la de Marcel Petite, ubicada en un enclave sin igual como es el Fuerte St-Antoine.

Quesería MArcel Petite, de quesos denominación de origen Comté. Foto: Nicolas Zwickel
Quesería MArcel Petite, de quesos denominación de origen Comté. Foto: Nicolas Zwickel

Los quesos Comte, en forma de rueda de molino, se fabrican y se guardan bajo el abrigo perfecto de humedad y temperatura que brinda el fuerte. Se trata de un trabajo mayoritariamente artesanal cuya técnica ha ido pasando de padres a hijos. El olor es el elemento obvio al entrar en la catedral del queso Comte, donde las emanaciones relacionadas con la fermentación de las piedras de molino golpean las fosas nasales con toda su fuerza. Una aventura gustativa reservada a los más foodies.

Disfrutar

El desconocido nacimiento del gigante Peugeot entre pimenteros, maquinas de coser y bicicletas

Como ya se ha mencionado antes, Peugeot, además de fabricar coches y motores, tiene una división llamada Saveurs dirigida al mundo de la gastronomía. Su producto estrella el mítico molinillo de pimienta con el león que lo invita a moler su clase de pimienta con un mecanismo metálico ajustable y patentado. La experiencia en términos de moler especias no se limita a los pequeños granos negros, ya que la firma también ofrece molinos de todo tipo para otras especias, tan diversas como el cilantro o la canela. Los molinillos de café, cubiertos y accesorios de enología también son especialidades caseras, hechas a través de asociaciones con las mejores empresas especializadas en cada campo.

El destacado orador del segundo día es un diseñador, que lleva años diseñando los productos de la marca Peugeot Saveurs. Nuestros ojos están en las paredes cubiertas de planos técnicos y visiones artísticas de productos inéditos, ¡y sin malicia no guardaremos el secreto de estos planes, que en ningún caso deben revelarse!

Molinillos de pimienta y otras especies de la marca Peugeot. Foto: Nicolas Zwickel
Molinillos de pimienta y otras especies de la marca Peugeot. Foto: Nicolas Zwickel

El ingenio de este hombre es increíble, escucharlo hablar sobre sus creaciones es emocionante. El hombre explica cómo una copa de licores se convirtió en un éxito de ventas, siguiendo ideas de genio que combinan la conservación de aromas, el mantenimiento de la temperatura y la ergonomía.

Peugeot Saveurs se centra en la gastronomía. foto: Nicolas Zwickel
Peugeot Saveurs se centra en la gastronomía. foto: Nicolas Zwickel

El vidrio tiene una "chimenea" que permite "mantener los vapores de alcohol en el vidrio y liberar solo los aromas a las fosas nasales". Una base de metal hace posible mantener la temperatura de la bebida después de un congelador, y el soporte de cuero en su conjunto lo hace todo de una rara elegancia.

Historia de Peugeot

El inicio de Peugeot se remonta a principios del siglo XIX, cuando Jean-Jacques Peugeot se instaló cerca de Doubs, en el molino de viento antes mencionado, donde comenzó a fabricar molinillos de café.

Pero fueron sus dos hijos, Jean-Pierre Peugeot y Jean-Georges Peugeot, los que levantarían el gran imperio que hoy conocemos. El menor, Jean-Pierre, se lanzó posteriormente al sector del textil en Hérimoncourt. Este tuvo dos hijos, Jean-Pierre Peugeot junior y Jean-Frédéric Peugeot, que transformaron el molino de Sous-Cratet, el adquirido por su abuelo, en una fundición.

Museo de la AVentura Peugeot. Foto: Nicolas Zwickel
Museo de la AVentura Peugeot. Foto: Nicolas Zwickel

Es en 1832 cuando Jean-Pierre Peugeot funda la sociedad ‘Peugeot Frères aînés’ para la explotación de la fundición de Sous-Cratet. Los resultados son buenos y en 1833 construyen una segunda fábrica en Terre-Blanche. En 1852 Jean-Pierre (hijo) muere dejando dos hijos, Jules y Émile. Estos dos van a explotar nuevos sectores del comercio de la época.

En 1885 Armand Peugeot, hijo de Émile Peugeot, se interesa por un nuevo invento, la bicicleta. Este interés evolucionó a lo que hoy en día se conoce como Peugeot Cycles, la división del gigante Peugeot dedicado a fabricar estos vehículos de dos ruedas.

Museo de la AVentura Peugeot. Foto: Nicolas Zwickel
Museo de la AVentura Peugeot. Foto: Nicolas Zwickel

Fue ese mismo año cuando Emile Peugeot, registró el león como símbolo de su compañía industrial emergente. Lo que no sabía era que la marca seguiría teniendo éxito en el año 2019, y que el rey de la jungla seguiría siendo uno de los máximos exponentes de uno de los fabricantes automovilísticos del momento. Pero, ¿por qué un león?

La marca del León

Ahora ya estamos acostumbrados a relacionar a Peugeot con el anagrama de un león posado sobre sus patas traseras, pero no es una elección casual. El logo viene de lo que representa este animal y las características de las citadas sierras, resistentes como sus dientes, flexibles como su espinazo y rápidas en el corte como la agilidad de este felino. El 20 de noviembre de 1858, Émile Peugeot (padre de Armand Peugeot y que a posteriori sería el fundador de la marca tal y como la conocemos) registró en el Conservatorio Imperial de Artes y Oficios esta imagen.

Un coche Peugeot con el león. Foto: Nicolas Zwickel
Un coche Peugeot con el león. Foto: Nicolas Zwickel

La denominación de sus coches con tres cifras (en la actualidad cuatro cifras para sus modelos tipo SUV), con sus variantes, es casi un rasgo genético. En 1929 se lanzaba el 201, que se bautizó así al tratarse del proyecto 201 de la oficina de estudios.

Desde entonces, se mantiene la tradición: la primera cifra identifica a la familia del vehículo y su tamaño, segmento; la tercera indica la generación y, actualmente, se limita a un 8 para la mayoría de modelos o un 1 para la oferta dirigida a mercados de conquista; y el 0 del medio, invariable, es el eslabón que une el segmento con la generación y solo cambia en caso de siluetas complementarias, como los crossover, que añaden otro 0.

Como toda buena regla, existe una excepción: modelos especiales como el RCZ recurren a letras, las versiones deportivas recurren al apelativo R o GTi, y conceptos como los coupe-cabriolet o familiares lo indican mediante las siglas CC o SW, respectivamente.

Lo último en Viajes

Últimas noticias