Un ‘sintecho’ le paga la gasolina a una chica en apuros con sus últimos 20 dólares y ésta le cambia la vida

Kate y su inesperado salvador el sintecho Bobbitt. Foto: Gofundme
Kate y su inesperado salvador el sintecho Bobbitt. Foto: Gofundme

La joven de 27 años Kate McClure volvía a su casa de Nueva Jersey en coche cuando, por un despiste, se quedó sin gasolina en medio de una carretera interestatal de Filadelfia. Sin batería en el móvil y sin mejor opción, decidió andar hasta la gasolinera más cercana.

Suerte la suya cuando se cruzó con Johnny Bobbitt Jr, un sintecho que vivía junto al quitamiedos de la carretera, en una zona cercana donde se había parado el coche de McClure. Éste le instó a la joven a que entrara de nuevo en su vehículo, cerrara los seguros por su seguridad y esperara a que él volviera.

Mientras ella seguía todas sus indicaciones, el sintecho caminó hasta la gasolinera más cercana, gastó sus últimos 20 dólares en gasolina y volvió donde el coche de la joven para que pudiera regresar a su casa. Todo esto sin esperar nada a cambio ni pedirle nada a la joven.

Ella no tenía en ese momento dinero en efectivo para devolverle, al menos, la cantidad que se había gastado en gasolina pero prometió volver para dárselo.

Cumpliendo su promesa, y eternamente agradecida, McClure volvió con provisiones, dinero y ropa a la «casa» pegada a la carretera de Bobbitt. Al poco tiempo volvió a la zona, y tras varias visitas comenzó a conocer mejor al hombre que le había ayudado desinteresadamente.

Resulta, que el hombre no siempre había sido un ‘sintecho’. Johnny Bobbitt Jr. era un veterano de la Armada de los EEUU que por diversas cuestiones había terminado así. Con solo 20 dólares y viviendo al borde de la carretera rodeado de basura.

Conforme Kate y su novio, porque se implicó también, iniciaron una campaña de recaudación de fondos en el portal Gofundme para poder así cambiar la vida de este buen y desinteresado samaritano. Fijó el límite de la recaudación en 10.000 dólares, pero terminó recaudando más de 282.000 dólares que se destinarían a cambiar la vida de Bobbitt.

Actualmente, Kate, junto con su novio, se ocupan de cambiar la vida de Johnny: le ayudan a buscar una casa y un trabajo. Según dicen, el sueño de Johnny es vivir en Robbinsville (Nueva Jersey) y trabajar en el almacén de Amazon. «Ya no quiere estar en la calle. Quiere ser un miembro de la sociedad que funcione y no estar sentado cerca de un quitamiedos en Filadelfia», ha asegurado Kate.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias