Recordando las graves cogidas del diestro

Un animalista desea en Twitter la muerte del torero Padilla: “A ver si a la cuarta va la vencida”

Padilla-Gijón
Juan José Padilla en una reciente imagen (Foto: Efe).
Comentar

Un usuario de Twitter que se esconde bajo el nombre de @JLazaroB ha deseado la muerte del torero Juan José Padilla. “A Juan José Padilla un toro le atravesó el cuello en 2001, se quedó sin ojo en 2011 y ahora otro le arranca el cuero cabelludo. A ver si a la cuarta va la vencida”, escribió el tuitero que ya ha sido denunciado a la Policía y la Guardia Civil por los propios usuarios de la red social.

El diestro jerezano, uno de los triunfadores de la feria de San Fermín cortando dos orejas en su última aparición en Pamplona, se recuperó en pocos días de una grave y espectacular cogida. Padilla ponía banderillas al cuarto toro de la tarde en la feria de Arévalo. Tras colocar el par, el maestro resbaló y el toro le empitonó en la cabeza arrancándole parte del cuero cabelludo.

Tras la cogida, fue llevado a la enfermería de la plaza donde le cosieron la parte desprendida de su cráneo. La recuperación del diestro ha sido milagrosa y ha podido estar en los Sanfermines.

Sin embargo, un usuario de Twitter se ha querido cebar, como pasa siempre cuando un matador sufre un percance similar, y ha deseado la muerte al torero jerezano: “A Juan José Padilla un toro le atravesó el cuello en 2001, se quedó sin ojo en 2011 y ahora otro le arranca el cuero cabelludo. A ver si a la cuarta va la vencida”, escribía @JlazaroB.

Un animalista desea en Twitter la muerte del torero Padilla: “A ver si a la cuarta va la vencida”

El mensaje rememoraba las peores cogidas, que casi le cuestan la vida a Padilla, la primera de ellas precisamente en Pamplona, en el año 2001, ante los temidos Miuras. En esa ocasión, el morlaco corneó al diestro cuando entraba a matar. Una cornada fea en pleno cuello que, por suerte, no tocó arterias ni puntos vitales.

La segunda cornada, y la que ha marcado la carrera de Padilla, se produjo en la Feria del Pilar de Zaragoza. En el tercio de banderillas, en su cuarto toro –casualidad que fuera en las mismas circunstancias en Arévalo– el animal corneó a Padilla en su ojo izquierdo. El maestro perdió el globo ocular. Pero el tesón y la lucha inconmensurable de Padilla propició que retornara a los ruedos y se hiciera ya famoso por su parche de pirata.

Últimas noticias