Sociedad

Un viaje al mundo de la diversidad funcional para entender sus dificultades

Un viaje al mundo de la diversidad funcional para entender sus dificultades
Comentar

Este domingo se celebró el Día Mundial de la Discapacidad y el Grupo Integra se lanzó a la calle con el objetivo de sensibilizar a la sociedad y ponerla en la piel de una persona con diversidad funcional, de modo que entienda sus problemas y dificultades.

En la madrileña plaza de Sánchez Bustillo, frente al Museo Reina Sofía, Integra simuló una terminal en la que ofrecía cuatro ‘vuelos’ diferentes hacia la discapacidad. En las cuatro puertas de embarque, todo aquel que quisiera podía experimentar las dificultades ante las que tienen que hacer frente las personas con diversidad funcional.

En una de ellas, los viandantes pudieron comprobar en primera persona lo que supone realizar una acción tan cotidiana como hacer una visita guiada por los exteriores del museo si se tiene discapacidad visual o auditiva. A través de unas gafas que simulaban retinosis pigmentaria, los protagonistas del recorrido comprendieron que el día a día de estas personas no es tan sencillo.

Un viaje al mundo de la diversidad funcional para entender sus dificultades

“Tenemos que luchar por que todos y todas estemos incluidos de pleno derecho en el mundo personal, social y laboral, sin ningún tipo de discriminación por el hecho de ser hombres, mujeres, niñas, niños, mayores, diversidad funcional, religión, etc. No a la discriminación por cualquier tipo de razón“. Ese es el mensaje que Integra quiere transmitir con iniciativas como la del pasado domingo.

Todo aquel que pasara por delante de la entrada del Reina Sofía tuvo la oportunidad de ponerse en la piel de una persona con diversidad funcional. En otra de las puertas de embarque, los ‘pasajeros’ comprobaron lo difícil que resulta para las personas con discapacidad funcionar bajo presión. Los voluntarios de Integra ofrecían un mapa de Madrid en el que el sujeto tenía que encontrar una calle mientras le apresuraban a señalarla en el callejero de forma rápida.

Al colapsarse, una de las voluntarias ayudaba con indicaciones de modo que la persona encontraba la vía de forma mucho más sencilla. “Esto sirve para entender que todo es mucho más fácil con ayuda, en equipo, en lugar de presionar a la gente”, explica una de las voluntarias de Integra.

Una de las puertas que más éxito tuvo fue la que permitía vivir en primera persona discapacidad física. Pequeños y mayores hicieron uso de las sillas de ruedas y comprobaron lo frustrante que resulta encontrarse constantemente con barreras físicas que impiden o dificultan el paso y el acceso a diferentes lugares.

Tras la experiencia, todos se reunieron alrededor de la carpa principal para escuchar el manifiesto del Día Internacional de las Personas con Discapacidad: “Ojalá llegue el día en el que no tengamos que poner ningún tipo de nombre a esa diversidad que tenemos todas las personas. Es un trabajo muy difícil donde necesariamente tenemos que estar todas y todos implicados. Cuando la sociedad se dé cuenta de lo interesante que resulta que todas las personas estén incluidas en ella, al margen de cuales sean o no sus diferencias y sus diferentes capacidades, y se deje de comparar con el resto, habremos llegado muy lejos. Pero pensad que lo lejos se acerca cuando todas las personas ponemos apoyo, compromiso, respeto y conocimiento”.

Temas

Últimas noticias