Guía rápida para reconocerlos

¿Qué diferencias hay entre los productos naturales, ecológicos y biológicos?

La plataforma de salud y bienestar presenta una breve guía para diferenciar e identificar productos naturales, orgánicos, "bio" y "eco" así como sus sellos y certificaciones

Productos naturales ecológicos
La cosmética natural: beneficios para nuestra piel cuidando el medio ambiente.

En la actualidad, existen cosméticos de origen natural, «bio», orgánico y «eco». Pero, ¿cuál es la diferencia entre ellos? ¿Y cuáles son los que más gustan a los consumidores españoles? Tras el aumento de la demanda de este tipo de productos de salud, bienestar y cosmética, Atida | Mifarma ha preparado una guía rápida para ayudarnos a diferenciar y elegir este tipo de cosmética, así como el ranking de los productos que más se demandan.

Este tipo de cosmética está cada vez más en auge. «Los hábitos de consumo están cambiando a gran velocidad. La alimentación ecológica y natural ya es un hecho y cada vez se consume más. Lo mismo ocurre con la cosmética. Se trata de una tendencia que observamos a diario, no solo por los múltiples beneficios que aporta a la piel, sino porque su fabricación contribuye a una mejora del medio ambiente» señala Reme Navarro, farmacéutica y directora de Estrategia de Negocio de Atida en el sur de Europa.

Guía práctica: natural, orgánico, bio y eco, ¿qué significa y cómo se diferencian? La cosmética natural: beneficios para nuestra piel cuidando el medio ambiente

A efectos prácticos, el significado de estos términos es muy similar. Sin embargo, tal y como establece Reme Navarro, «existen ciertos matices diferenciadores que debemos tener en cuenta»:

Cosmética natural y orgánica. «Los productos cosméticos naturales son aquellos que están compuestos por ingredientes naturales (de origen vegetal, animal, mineral o microbiológico) o producidos bajo las condiciones definidas por los ingredientes naturales. Igualmente, los productos orgánicos son aquellos compuestos por ingredientes orgánicos. Sin embargo, un producto natural u orgánico puede contener, en distintos porcentajes, partes que no sean naturales u orgánicas. Esto se debe a que muchos de estos productos —especialmente los más sofisticados— no pueden formularse íntegramente a partir de ingredientes naturales», señala. Por ahora, «no hay una norma internacional que establezca un umbral mínimo de ingredientes naturales u orgánicos para establecer la denominación». Entre los beneficios de este tipo de cosmética, destacan la adaptabilidad a la piel y el respeto de la misma. Son diseñados para pieles sensibles o con tendencia a reacciones alérgicas.

En relación a los términos biológico (o «bio») y ecológico (o «eco»), «podemos hablar de sinónimos, y pueden usarse indistintamente desde el punto de vista de la certificación, si bien es cierto que existen pequeños matices diferenciadores entre ellos según los países»:

Cosmética ecológica. En la actualidad, «no existe una definición común de ‘cosmética ecológica’ entre países. Pero sí hay consenso en que los productos respeten ciertos requisitos como: ser respetuosos con el medio ambiente (minimizando las emisiones de gases de efecto invernadero); tener en consideración el ciclo de vida del producto desde los ingredientes hasta su uso final (fuentes renovables, materiales reciclados y reciclables, etc.) etc.” Sin embargo, si se desea, existen entidades certificadoras privadas que aplican su propio protocolo y emiten una certificación de ‘cosmético ecológico’. En cuanto a sus beneficios “destacamos que gracias a sus procesos, mantienen todas sus propiedades para hidratar, suavizar y nutrir la piel».

Cosmética biológica. «Deben contar con un 90% de ingredientes naturales, no contienen siliconas ni derivados del petróleo, solo llevan aromas naturales. No han sido testados en animales y sus envases son reciclados y biodegradables. Contienen una gran cantidad de antioxidantes, así como vitaminas y emolientes naturales que cuidan de la piel y respetan el medio ambiente».

¿Cómo elegir e identificar estos productos?

Teniendo en cuenta las múltiples opciones, terminología y etiquetados que hay en el mercado, la forma más efectiva de identificar ante qué tipo de productos estamos es la etiqueta o sello que los acompaña. Algunas de las principales normas que rigen la certificación cosmética en Europa son las siguientes:

Etiqueta Ecológica Europea (del término en inglés «Ecolabel»). Se trata de la más común, se creó en el año 1992 y su objetivo es promover productos que reduzcan los efectos ambientales adversos, en comparación con otros productos de su misma categoría. Así como contribuir a un uso eficaz de los recursos y a un mayor nivel de protección del medio ambiente.

Norma Cosmos. Norma privada a nivel europeo desarrollada por varias organizaciones (incluida la española Ecocert), creada con el objetivo de unificar criterios y generalizar la cosmética ecológica. Diferencia entre cosmética natural y ecológica.

EcoCert (empresa española). Diferencia entre cosmética natural y cosmética natural y ecológica (los productos «bio» no tienen este sello). «El 95% de sus ingredientes deben ser naturales (con un máximo de un 5% de síntesis) y, en ningún caso, podrán utilizar perfumes, ni siliconas ni ser testados en animales. También son packaging y un proceso de fabricación respetuoso con el medioambiente» explica Reme.

CosmeBio (también certificación española). Cuentan con sellos Eco y Bio. «En los productos ‘bio’ exige que el 95% de los ingredientes sean naturales con un 5% máximo de síntesis. Los ingredientes vegetales deben proceder de agricultura biológica y al menos el 10% del producto final, también», señala.

Norma BioVidasana. Cuenta con tres categorías diferentes, en función del porcentaje de ingredientes ecológicos (más de un 90%, entre 89% y 15% o menos de un 15%).

Norma Natrue. Certifican con sellos de categoría natural, natural con ingredientes ecológicos o ecológicos.

Productos más demandados

Así, según datos internos de Atida | Mifarma, los productos que más se demandan en la categoría de cosmética natural y ecológica son los siguientes:

1. Gel limpiador con própolis y lima de Apivita. Esta opción sin siliconas, parabenos ni aceites minerales es uno de los top ventas en las categorías de cosmética natural y ‘eco’ de la plataforma.
2. El contorno de ojos de Matarrania, que elabora cosméticos 100% ‘BIO’ con ingredientes naturales como el aceite de oliva o la rosa mosqueta, es otro de los productos que más se compran. Esta marca además envasa la mayoría de sus productos en vidrio y cartón, para reducir así el uso de plásticos.
3. El protector solar de Mifarma Natur (una línea de cosmética e higiene natural) también es otro de los más demandados y está formulado con ingredientes 100% naturales de origen biológico. Además, su línea completa de aceites vegetales y esenciales también es de los favoritos de la plataforma en esta categoría.
4. El desmaquillante de Atida es otra de las opciones que más se compran en España. Este tiene una fórmula vegana, y está elaborado con ingredientes orgánicos.
5. El aceite de coco de Tropicania 100% es otro de los must, especialmente durante los meses de mayor incidencia del sol: una opción pura, orgánica y bio Se trata de un un producto muy versátil gracias a sus propiedades nutritivas y antioxidantes que lo convierten en un imprescindible en el cuidado de la piel, cabello y uñas.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias