Liberación miofascial, clave para el dolor muscular y mejorar la postura

liberación miofascial
La liberación miofascial permite mejorar problemas posturales y dolores musculares

La rutina del día a día en la que abundan las malas posturas acaba provocando músculos agarrotados, tensos, problemas posturales y de movilidad. La liberación miofascial es una técnica que puede aliviar y solucionar estos problemas, siempre realizada o recomendada por un profesional como un entrenador personal o un fisiterapeut. Descubre en qué consiste:

¿Qué es la liberación miofascial y para que sirve?

liberación miofascial

La liberación miofascial es una técnica mediante la cual se aplica una presión sostenida y controlada en el sistema fascial que unifica todo el cuerpo. Las fascias musculares recorren y envuelven todo el cuerpo. Con esta técnica se alivian las restricciones y engarrotamientos y la musculatura se libera de posibles tensiones y molestias. Esto mejora la movilidad y equilibrio del cuerpo.

Las lesiones, el estrés o las posturas incorrectas pueden llevar a que se tensen las fascias, provocando así dolor y lastrando la movilidad. Los fisioterapeutas realizan técnicas de liberación miofascial durante sus masajes para mejorar el estado de sus pacientes y corregir dichos problemas.

Si hay un zona muy tensa o agarrotada se puede producir un punto gatillo, un nódulo donde se produce un gran dolor puntual que puede contribuir a tensar determinados músculos y de esta manera empeorar la postura corpural. Por ejemplo, si el pectoral mayor se encuentra muy tenso, puede ser el causante de una postura ‘chepada’, aplicar liberación miofascial es fundamental para liberar este músculo y que pueda recuperarse una postura adecuada de la espalda

Liberación miofascial en casa

liberación miofascial

La liberación miofascial también puede ser realizada por uno mismo en casa o en el gimnasio. Para ello se utilizan instrumentos como los foam roller, tubos de gomaespuma o plástico sobre los que se rueda para aplicar presión en la musculatura. Para aplicar una presión más específica e intensa en un punto se pueden utilizar pelotas de tenis o de golf.

Realizar 2 o 3 pasadas por grupo muscular será beneficioso para mejorar las adherencias y liberar la musculatura. Si se detecta un punto muy doloroso, aplicar presión durante 30 segundos en el mismo y posteriormente liberarlo, ayudará a aliviar el dolor.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias