Deporte

Cinturones y grados de Kick Boxing

Kick Boxing
El origen del Kick Boxing se sitúa en Japón.

El Kick Boxing es un arte marcial que ha cobrado una gran popularidad, recientemente, como método de defensa personal. Además, es un entrenamiento que permite quemar un gran número de calorías en sus sesiones, por lo que es una actividad muy recomendada para ponerse en forma.

El origen del Kick Boxing se sitúa en Japón y consiste en la mezcla de técnicas de boxeo con las de patadas que se emplean en otras artes marciales como el karate. A día de hoy es uno de los sistemas preferidos y con mayor relevancia a nivel mundial en el desarrollo de la lucha en pie.

La gran mayoría de escuelas de esta especialidad utilizan un sistema de grado de cinturones para evaluar el avance de quienes practican este deporte.

Sistema de grados en el Kick Boxing

Cinturón blanco: del mismo modo que en otras artes marciales como el karate, el grado más bajo en el Kick Boxing es el cinturón blanco. Es el que se le asigna a todos aquellos que comienzan a practicar este deporte. Es por tanto un claro indicativo de que la persona no tiene entrenamiento. El blanco es el color elegido porque representa la inocencia y la ausencia de peligro.

Cinturones de colores: una vez los individuos entrenan en Kick Boxing y progresan en el deporte, los siguientes grados pasan por los cinturones amarillo, naranja, azul, púrpura y marrón. No obstante, a día de hoy existen variaciones, como por ejemplo el cinturón rojo antes del amarillo. Además, en algunos casos se crean subtonos dentro de cada color para evaluar el proceso.

Cinturón negro: el principal objetivo de quienes practican tal deporte es conseguir el cinturón negro. Representa haber completado el entrenamiento básico. No obstante, el cinturón negro no implica que esta práctica haya finalizado. Se puede continuar con los niveles de primer, segundo y tercer dan o niveles posteriores al cinturón negro.

Progresión para alcanzar los cinturones

Acerca del tiempo de entrenamiento que puede llegar a progresar desde el cinturón blanco al negro, los expertos señalan que el tiempo aproximado es de tres o cuatro años. No obstante, el sistema de grados no está regulado de forma oficial, de modo que los estándares pueden variar entre las distintas escuelas a nivel mundial. Por ejemplo, existen algunas que exigen un periodo de entre seis y siete años para lograr el cinturón negro.

Temas

Últimas noticias