Ejercicio físico

5 ejercicios para relajar la cara

relajar la cara
Los músculos de la cara no se ejercitan y acabamos sintiéndonos mal.

Conviene realizar ejercicios para relajar la cara, pues también sus músculos necesitan de movimiento.

El estrés y descansar poco hacen que estemos más tensos de lo normal. Con esto los músculos de la cara no se ejercitan y acabamos sintiéndonos mal. Conviene realizar ejercicios para relajar la cara, pues también sus músculos necesitan de movimiento, tanto para reactivarlos y alejarnos del estrés como para recudir las arrugas de esta zona del cuerpo.

¿Sabes que poseemos más de 50 músculos en la estructura de tu cara? el yoga facial, entre muchas otras técnicas, se suele emplear para mover tales músculos y estirar la cara de forma natural.

Estiramientos de mandíbula

Uno de los ejercicios para relajar la cara es el de estiramientos de mandíbula, pues se basa en aflojar los músculos que controlan las mandíbulas. Para ello abriremos la boca, moveremos la mandíbula inferior hacia la derecha, aguantamos y relajamos. Luego lo haremos con el otro lado y repetiremos varias veces.

Contra las arrugas de los labios

Abriremos la boca y diremos varias veces y en voz alta las vocales, y procuraremos estirar la boca lo máximo que podamos. Podemos repetir este ejercicio diferentes veces.

Fortalecer las mejillas

Otro ejercicio destinado al yoga facial con el fin de reducir las arrugas es inspirar e hinchar los carrillos al máximo. Luego relajaremos y repetiremos este ejercicio unas 15 veces más. La verdad es que es sencillo y no requiere de mucha complicación.

Torcer los labios a ambos lados

En este caso, torceremos los labios primero hacia la derecha, de forma que tiren del carrillo izquierdo. Luego haremos la misma operación hacia el otro lado, la izquierda. Luego pondremos los labios en posición de soplar y haremos fuerza y mantenemos la presión.

Cabeza hacia arriba

Podemos estar tanto sentados como de pie para practicar este ejercicio que relaja la cara. Levantamos la cabeza hacia arriba y estiraremos de manera vertical el rostro. Luego abriremos boca y ojos, y contraeremos los músculos en forma de mueca. Repetiremos varias veces este ejercicio con el fin de estirar los músculos todo lo que podamos. Otra modalidad es estirar la cabeza y el cuello hacia atrás. El resultado, si lo hacemos varias veces al día, es irrigar los músculos faciales con sangre fresca y reducir las arrugas.

 

Últimas noticias