C’s no puede gobernar con los aliados de los golpistas

C’s no puede gobernar con los aliados de los golpistas
Comentar

Ciudadanos se tiene que olvidar del PSOE si quiere mantener su credibilidad intacta en Andalucía y, por extensión, en toda España. Apoyar al partido que a nivel nacional ha dejado en manos de los golpistas y proetarras la viabilidad del país  sería darse un tiro en el pie. El candidato a presidir la Junta de Andalucía de los naranjas, Juan Marín, ha sido uno de los grandes triunfadores de los últimos comicios andaluces. Apoyado por el trabajo denodado de Albert Rivera e Inés Arrimadas, ha pasado de 9 a 21 escaños en sólo tres años. Una subida imponderable que los consolida como un partido esencial tanto a nivel autonómico como nacional.

Algo que no deben arriesgar, ya que posicionarse en el panorama político español es tan difícil que requiere una trayectoria casi impecable para conseguirlo y sólo un fallo para echarlo por tierra para siempre. La potencial llegada a la Presidencia regional de Marín no puede significar un papel preponderante para Susana Díaz y el PSOE. Menos cuando la líder socialista ha sacado los peores resultados en la historia de los socialistas andaluces. Bien es cierto que no es un fracaso exclusivo de ella. De hecho, muchos ciudadanos le han dado el golpe electoral que hubieran destinado realmente a Pedro Sánchez.

Sin embargo, Ciudadanos no puede dar vida a un Partido Socialista acuciado por la corrupción de los ERE a nivel regional y por su connivencia con los enemigos de España a nivel nacional. Un partido que, además, conforma el Gobierno más fake de la historia reciente de España con dos ministros dimitidos, otra reprobada y una lista repleta de escándalos e irregularidades donde destacan nombres como Pedro Duque, Isabel Celaá e, incluso, el propio presidente Pedro Sánchez y su tesis fake, por citar sólo algunos casos. Por lo tanto, Ciudadanos debe ser responsable y conformar una triple alianza con Partido Popular y Vox para darle una esperanza real de cambio a Andalucía tras casi cuatro décadas protagonizadas por la carcoma política, económica y social del socialismo-peronismo del PSOE.

Últimas noticias