No se ha presentado en el punto de recogida y su abogada dice no saber dónde está

Juana Rivas, la madre que tiene que entregar a sus hijos, en paradero desconocido con los niños

Juana Rivas con Francisca Granados
Juana Rivas con Francisca Granados. (Foto: EFE)

Juana Rivas, la madre que debía entregar este miércoles a sus dos hijos al padre por orden de un juzgado, no se ha presentado en el punto de recogida y su abogada, María Castillo, ha asegurado en rueda de prensa que desconoce su paradero y cuál será su actuación a partir de ahora.

Pasadas las 16.30 horas, plazo establecido para la entrega de los menores en el Punto de Encuentro Familiar de Granada capital, la letrada ha admitido en declaraciones a los periodistas que Rivas habría incumplido por tanto el requerimiento judicial, si bien ha insistido en que desconoce la posible “causa mayor”.

Castillo ha anunciado que presentará un escrito para lograr la suspensión de la ejecución de la orden judicial y que llevará el caso ante el Tribunal Constitucional, al que solicitarán amparo.

El padre sí ha acudido

El padre de los menores, desplazado desde Italia esta tarde hasta el punto en el que debían entregarle a sus hijos y que denunció la sustracción de los niños, lo ha abandonado sobre las 16.50 horas, veinte minutos después de la hora fijada al no haberse presentado allí la madre.

Desde el Punto de Encuentro Familiar, dependiente de la Junta de Andalucía, han indicado que pondrán en conocimiento de la juez que no se ha producido el intercambio fijado.

La Fiscalía le ha advertido de la obligación de entregarlos

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, han indicado esta mañana que el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada está obligado a ejecutar la sentencia de la Audiencia provincial, que además le ha instado a hacerlo.

En concreto, la Audiencia de Granada desestimó un recurso de apelación interpuesto por la mujer contra la decisión de un juzgado que le ordenó la “inmediata restitución” de sus dos hijos a Italia con su padre, después de que éste denunciara su sustracción.

Entre otras consideraciones, la Audiencia explicaba que los menores residen en Italia desde el 2013, el más pequeño desde su nacimiento, y que están sujetos a las normas de aquel país y las de derecho Internacional que se concretan en el Tratado de Roma.

Agregaba que, mediante “las vías de hecho” la madre, aprovechando un permiso en España, dejó de trasladar a los hijos donde tenían su residencia, donde vive el padre y están escolarizados, tomándose así “la justicia por su mano”.

Últimas noticias