OKDIARIO entrevista a Javier Ortega Smith

Ortega Smith: “Podemos hará lo legal y lo ilegal para que el ‘caso Dina-Iglesias’ quede en nada”

Javier Ortega Smith (Madrid, 1968) hace balance del curso político con OKDIARIO. Un año duro en el que, reconoce, sin saberlo estuvo a punto de morir por el coronavirus. Aplaude la generosidad del alcalde José Luis Martínez-Almeida para llegar a unos Acuerdos de la Villa «históricos» y , sobre el caso Dina-Iglesias, apunta que «siempre los comunistas han hecho lo peor imaginable para cumplir sus objetivos».

PREGUNTA: Acaba de firmar los Acuerdos de la Villa en Madrid, ¿creía que iba ser posible?

RESPUESTA: No. Hasta el último minuto pensábamos que alguien rompería la baraja y, de hecho, hubo algún pequeño conato. Sabíamos que debía ser posible que todos los grupos fuésemos capaces de estar a la altura de los madrileños. Esta es la clave. Lo dije en un pleno ya histórico. No sé si habrá muchos más así. Los madrileños habían dado una respuesta ejemplar, aguantar un durísimo confinamiento cumpliendo las instrucciones. Están sufriendo la pérdida de muchos madrileños. La Corporación municipal no podía estar de espaldas. La mejor manera: responder con unos acuerdos unánimes con voluntad de cumplimiento. Este mandato y el siguiente. Medidas prácticas para reactivar social, económica, en infraestructuras, cultural y deportivamente la ciudad.

P: ¿Qué medidas destaca de las 352?, ¿cuáles tienen sello de Vox?

R: Hemos participado en igualdad de condiciones con los grupos en las cuatro mesas. En todas hemos aportado. Destacaría medidas sociales para no dejar atrás a nadie en esta ciudad. Por ejemplo, pretendían que los acuerdos sólo fuesen para las mujeres maltratadas. Dijimos no, tienen que ser para cualquier víctima. O medidas realmente eficaces para incentivar la economía, apoyar al autónomo y al comerciante, el refuerzo a los cuerpos esenciales del Ayuntamiento. En fin, un esfuerzo presupuestario muy importante para tener los medios que necesita una ciudad como Madrid. Propusimos un comité de expertos de carácter permanente y profesional: Funcionarios de alta graduación (Policía, Samur, arquitectos, bomberos, en todas las las grandes áreas de emergencia) y no sólo pensando en una pandemia, sino en cualquier emergencia: terrorista, desastres naturales, etc. En deporte, era muy importante incentivar el de base, en los distritos. La vida sana, la evasión psicológica a través de eventos culturales, permite el desahogo.

P: Esta semana Usted acudía a un minuto de silencio por un asesinato machista pero fuera de la pancarta, ¿cree que la ciudadanía entiende su posición?

R: Desde las elecciones andaluzas nos estigmatizan con este tema.  Recuerdo que la presidenta andaluza decía barbaridades como que amparamos a los maltratadores. Auténticas atrocidades desquiciadas. Estamos consiguiendo que cada vez más españoles entiendan que si alguien protege a las víctimas es Vox, sin hacer distinción. Sin víctimas de primera y de segunda. Cuando una mujer ha sido maltratada pero su pareja no es un hombre heterosexual, ¿hay que olvidarse de ella? O niños que maltratados y asesinados por sus padres u hombres maltratados y asesinados por su pareja homosexual, etc. Todas las víctimas merecen protección y todos los asesinos, todos los culpables, persecución. No entendemos unas leyes de ideología de género que sólo hablan de juzgados de la mujer. Y ¿por qué no del niño o del hombre? Te dicen, es que hay muchos más casos de mujeres… Eso sería tan aberrante como decir, como en proporción hay muchos más hurtos que delitos de pederastia, de esos no nos vamos a ocupar.

Ortega Smith: “Podemos hará lo legal y lo ilegal para que el ‘caso Dina-Iglesias’ quede en nada”
Minuto de silencio esta semana. (Foto: EP)

P: ¿Cuál es la situación en la Asamblea de Madrid para que estos pactos tan aplaudidos no se puedan dar?

R: La presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio, sabrá responderlo mucho mejor, pero por lo que hablo con ella la gran diferencia se resume en la actitud que ha tenido el Gobierno municipal. El encabezado por José Luis Martínez-Almeida, de coalición entre PP y Cs, especialmente con el impulso del alcalde, ha ofrecido generosamente la oportunidad al resto de grupos en igualdad de condiciones, con la regla de oro de la unanimidad. Abrir unas mesas de negociación no significa seguro alcanzar acuerdos, pero das la oportunidad. Me decían, ‘Javier, no se va a conseguir nada’. Ha habido discrepancias, pero si preguntas a los madrileños, ‘¿qué preferís?, ¿352 acuerdos o ninguno?…’.

P: ¿Y a nivel estatal?

R: Ha faltado generosidad en la Asamblea de Madrid y en el Gobierno de la Nación. Qué distinto hubiera sido si Pedro Sánchez, que para mí es de los peores presidentes de España, de los más traidores al interés general, de repente, cuando se produce la pandemia, se presenta en el Congreso y dice, ‘Señores, necesito el apoyo de todos, voy a abrir una mesa de negociación sincera’. Estoy convencido que habría conseguido muchísimos acuerdo. Vox habría sido absolutamente leal, no con el Gobierno, sino con los españoles. Pero no hubo esa generosidad porque cuando se actúa por interés partidista y sectarismo, no existe la capacidad de abrir las puertas.

P: ¿Vox tiene líneas rojas para hablar? Su nueva diputada dijo que se sentaría con Bildu, eso sí, para acordar su disolución.

R: En política no vale todo. Ciertamente hay líneas rojas y gualdas, que forman la bandera de España: cuando está en juego la unidad de España, la sangre derramada por los españoles, esa línea no lo vamos a pasar jamás. Aunque otros estén dispuestos a negociar con el diablo. Con terroristas, no se negocia. Se les combate, se les derrota y luego, además, se les vence en el relato, se explica lo que ha pasado. No entendemos cómo puede haber un partido político pro terrorista. No deberían estar en las instituciones, deberían ser disueltos y no recibir fondos públicos, ni información, porque estos terroristas no van a renunciar nunca a sus objetivos, la secesión del País Vasco para convertirlo en una dictadura totalitaria marxista. Todo el tiempo que están en las instituciones aprovechan para recabar fuerza económica, social, información… El día que vean que no consiguen sus objetivos, volverán a las armas. No estoy hablando de una entelequia. Tres terroristas condenados de ETA en el Parlamento vasco.

P: ¿Qué aprendizajes sacan de esos comicios?

R: Que no podemos dar un paso atrás. Estamos muy satisfechos y agradecidos de la valentía de nuestros candidatos, afiliados, apoderados, de todos los que han tenido el valor de venir a nuestros actos. La campaña ha sido una durísima, con permanentes ataques. Había quizá 20 simpatizantes, 200 antidisturbios y 300 ó 400 energúmenos gritando de todo, tirando botellas, tuercas y quemando contenedores. Hemos aprendido que Vox no ha venido a hacer una política fácil. Iremos allí donde se necesite defender la libertad y España. Especialmente en Cataluña, País Vasco y Galicia, donde está en juego la libertad y el Estado de Derecho. Segunda enseñanza: seguir trabajando muy duro para convencer a vascos y gallegos de que cuando se quiere combatir el mal no vale buscar las soluciones fáciles o candidaturas que han comprado el discurso del separatismo totalitario y que no se atreven a enfrentarse con ellos.

R: ¿Qué lectura saca de la victoria de Alberto Núñez Feijóo?

R: Más Feijóo es más separatismo y esto es empírico. No hay discusión posible. Cuanto más ha subido Feijóo, más ha crecido el Bloque Nacionalista Gallego. Los separatista han crecido tanto que se han comido hasta a los comunistas. La mezcla es terrorífica. Hay quien aplaude que no esté Podemos, obviamente me alegro de que no estén. Pero es que quienes le han sustituido son el mismo marxismo, la misma ideología de extrema izquierda.

P: Se habla mucho de trasladar la estrategia de Feijóo al PP de Pablo Casado, ¿les preocupa esa posibilidad?

R: A nosotros lo que pasa dentro PP sólo nos preocupa en la medida que pueda ser dañino para España. Evidentemente, todo lo que sea ahondar en las tesis de Feijóo, que dice textualmente que Galicia es una nación sin Estado, es cargarse la unidad de España. Dice Feijóo que concedería la doble nacionalidad española y gallega. Es atacar la esencia de lo que significa la nación española. Son partidos que se dicen autonomistas, que primero son regionalistas y luego nacionalistas moderados, para terminar en el futuro partiendo España en 17 partes. Lo que le pasa al PP es su problema, por suerte no pertenezco ese partido, pero me parece muy triste que cumplan las tesis de Feijóo: imposición de totalitarismo lingüístico, de ideología de género, más impuestos, más clientelismo…

P: Cambiando de tercio, esta semana homenaje oficial a las víctimas del coronavirus y Ustedes no han acudido, ¿cree que la gente ha entendido su tesis de que era un acto de blanqueamiento de la gestión de Pedro Sánchez?

R: Sé que es difícil de entender, pero el que nos quiera escuchar lo va a entender de manera sencilla. Ya hemos estado en el funeral de Estado en la la Almudena, organizado por la Conferencia Episcopal y con la presencia de Su Majestad. Vox no estará en un acto político de exculpación del presidente y del vicepresidente, que han sido los mayores criminales y responsables de las muertes que ha habido, que no han sido capaces ni de contar cuántos han muerto. No nos han contado la verdad, nos han engañado. No se atrevían a llamarlo funeral y decían ‘acto de homenaje de conmemoración a las víctimas’. No han sido capaces de entender que de darle la categoría de acto de Estado debería haberlo convocado a Su Majestad el Rey y lo han convocado desde Moncloa. Confiamos que nuestras querellas salgan adelante para que respondan de todo lo que supieron y callaron desde diciembre.

P: En clave madrileña le preguntó sobre José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid, del PSOE-M, reprobado esta semana, ¿qué le parece su gestión?

R: Es el que tuvo conocimiento de lo que estaba pasando, del riesgo terrible que había de contagio, pudo haber suspendido todos los actos multitudinarios del 8-M, también acontecimientos deportivos, sociales o políticos, como el nuestro en Vistalegre y no lo hizo. Con la información que tenía este delegado del Gobierno, que es parte del Gobierno, no quiso hacerlo. Desgraciadamente, se abrieron unas diligencias y se archivaron. La magistrada sufrió todo tipo de presiones, incluso querían controlar a la Policía judicial mediante el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos. El delegado del Gobierno antepuesto el interés de su partido y la agenda ideológica a actuar. Es indigno del puesto que representa.

R: Podemos denuncia la actividad judicial de Vox a la Comisión Europea, ¿cómo lo ve?

R: A Podemos le chirría todo lo que tiene que ver con Estado de derecho, justicia, tribunales independientes y por eso intenta controlo todo: la Fiscalía General del Estado imponiendo a quien fuera ministra de Justicia del Gobierno socialista, los servicios de información, la Policía Judicial con el cese de Pérez de los Cobos, etc. Nuestra actividad judicial es parte de un Estado de Derecho. Nosotros, como partido político que representa a casi cuatro millones de españoles, tenemos derecho a exigir las acciones judiciales correspondientes. La última palabra la tienen siempre los tribunales, pero saben que nosotros trabajamos bien y duro y que, con escasez de medios y en solitario, sentamos en el banquillo de los golpistas del 1-O, entre otras causas.

Ortega Smith: “Podemos hará lo legal y lo ilegal para que el ‘caso Dina-Iglesias’ quede en nada”
El secretario general de Vox durante la entrevista. (Foto: OKDIARIO)

En el fondo nos tienen miedo. ¿Qué vamos a hacer? Seguiremos querellándonos. Aunque tristemente a veces nos encontramos con que la justicia no actúa, llega tarde, no es independiente, flojea ante las presiones, no quiere investigar… Debemos cumplir y vamos a seguir persiguiendo el delito. La tarjeta de móvil sustraída, la vicepresidenta de Nicolás Maduro en el aeropuerto, la información del coronavirus…

P: Sobre el caso Dina-Iglesias, ¿cómo cree que debería ese asunto que la Audiencia Nacional está investigando?

R: Ojalá acabe bien, es decir, Pablo Iglesias bien sentado en el banquillo de los acusados y teniendo que responder por esos delitos. A estos que se les llena la boca acusando a todos los demás de machistas, luego actúan con cero respeto a las mujeres, como si fueran más o menos que sus esclavas. Las roba el teléfono, las insulta o dice aquello de que la azotaría y hasta que sangrasen. Estos tipejos al final no tienen la menor coherencia entre lo que dicen y lo que hacen. Ojalá haya una investigación seria y profunda. También lo digo para otro casos como el de los Puyol.

«El comunismo tiene como norma, como principio, que todo está justificado con tal de conseguir los objetivos»

Ahora bien, siento ser un poco realista. Los comunistas siempre lo han tenido claro: No tienen ningún límite en sus objetivos. Da igual. Ni la ley es un límite, ni la vida ajena, ni los derechos de otros. Su objetivo lo llevan a cabo siempre y sólo cuando se han encontrado con una fuerza mayor delante han dado marcha atrás. El comunismo, las ideas totalitarias, tienen como norma, como principio, que todo está justificado con tal de conseguir los objetivos. Es decir, todo significa todo, significa falsificar pruebas, acorralar, eliminar política o físicamente incluso a los adversarios. Manipular, comprar jueces, cualquier cosa que se nos pueda imaginar se queda corta. La prueba está en la historia. Más de cien millones de muertos en los países donde han entrado. Nos esperamos lo peor. No juegan con las reglas del resto.

P: Otro caso que está en boga es el caso Corinna, ¿les preocupa las revelaciones que está haciendo OKDIARIO?

R: Evidentemente el Rey Juan Carlos ha sido el jefe del Estado y si ha cometido algún tipo de irregularidades que se puedan demostrar nosotros lo único que diremos es que estará en manos de la Justicia. Y si consigue demostrar que realmente ha habido hechos contrarios a la Ley desde el punto de vista fiscal o administrativo, que se le aplique con justicia la Ley con imparcialidad. Quienes dicen todos somos iguales ante la Ley, prejuzgan de entrada la culpabilidad o no culpabilidad dependiendo de quien sea el que se sienta en el banquillo. No van a por Juan Carlos I, van a por la Corona, lo que significa la Monarquía, una forma de ir contra lo que significa la unidad de España, el ordenamiento constitucional, nuestra historia. No es tanto por verle en prisión o pagando una indemnización, es porque saben que es un instrumento muy útil para sus objetivos.

P: Para ir ya terminando, ¿cómo se encuentra tras las secuelas del coronavirus?, ¿sigue con fuerza de compaginar tres cargos?

R: Me encuentro bien. Nunca me he encontrado realmente mal, salvo unos pocos días al principio, cuando como varios miles de españoles tuve fiebre, decaimiento y demás. Desgraciadamente después tuve las secuelas: trombos que mantengo. No me he encontrado mal, pero ciertamente he estado muy grave, sin saberlo y sin ser consciente, he estado al límite de una embolia pulmonar y haber muerto. Nunca me ha faltado el ánimo y no me va a faltar. He estado al 100% en la campaña vasca y gallega. Nunca se me pasó por la cabeza renunciar o dar un paso atrás como portavoz concejal del Ayuntamiento de Madrid, diputado nacional o secretario general. El camino que tenemos por delante es aún más duro que el de hasta ahora, pero con el convencimiento de que somos necesarios para España y más tarde o más pronto llegaremos al Gobierno de la Nación.

P: Por último, se ha publicado que colocaron banderas en casas de su familia en Asturias, ¿saben quién ha sido?

R: Son unas casas familiares donde nació mi abuela. Están hechas las correspondientes denuncias. Usurparon la propiedad, subieron a los tejados, pusieron banderas del Orgullo Gay, republicanas e incluso de la colonia de Gibraltar, del pirata de Ricardo. Todo eso pasa cuando hay medios de comunicación que nos señalan. Sabemos que es un precio más que pagamos por por nuestra condición pública y política. Nuestra vida privada hace ya mucho tiempo que desapareció. A mí no me afecta. Evidentemente se denunció y tomaremos las medidas judiciales para lograr saber quiénes son los autores.

Lo último en España

Últimas noticias