El falso cura que secuestró a la familia Bárcenas fue denunciado por suplantación de identidad

Enrique Olivares
La ficha que la Policía Judicial elaboró en 1980 con las huellas de la persona cuya identidad había suplantado Enrique Olivares.
Comentar

El Ministerio de Interior prometió 50.000 euros de los fondos reservados a un delincuente con múltiples antecedentes policiales, Enrique Olivares, para que asaltara la casa de Luis Bárcenas disfrazado de sacerdote y secuestrara a su familia, con el fin de intentar recuperar tres pendrives con documentación comprometedora sobre la financiación irregular del PP.

Durante años, este delincuente había logrado burlar a la Justicia ocultándose tras la identidad que en realidad correspondía a otras dos personas: Jesús Sánchez Rodríguez, nacido en Cuenca, y Juan Manuel Muñoz Muñoz, nacido en El Arenal (Ávila).

Y estas dos personas sufrieron, durante años, las consecuencias de los delitos que cometía Enrique Olivares. Según ha relatado a OKDIARIO su familia, Juan Manuel Muñoz recibió en su domicilio numerosas denuncias por delitos que había cometido Olivares usando su identidad robada.

Manuel Muñoz también sufrió problemas, en varias ocasiones, en los controles de seguridad de los aeropuertos, pues la Policía tenía registrada su identidad en una orden de busca y captura dictada por un juez. Por delitos de los que él no tenía ningún conocimiento.

Perseguido por las denuncias de Olivares

Finalmente, Juan Manuel Muñoz decidió acudir a Comisaría el 21 de noviembre de 1980, para denunciar que alguien estaba suplantando su identidad. Tras verificar sus huellas dactilares, la Policía emitió un certificado para acreditar que este hombre nacido en Ávila nada tenía que ver con los delitos que Enrique Olivares había cometido utilizando su nombre.

El documento emitido por la Policía, que OKDIARIO publica junto a esta noticia, indica literalmente: “Las impresiones dactilares que figuran al margen obtenidas en este Gabinete corresponden a D. Juan Manuel Muñoz Muñoz, con DNI (…), natural de El Arenal (Ávila), nacido el 13 de septiembre de 1943, hijo de Sotero y María, y NO TIENE NADA QUE VER con las impresiones dactilares que figuran en la tarjeta obtenida en Madrid al que dijo llamarse Juan Manuel Muñoz Muñoz, nacido en El Arenal (Ávila), hijo de Otelo y María; y que ha sido reseñado en varias ocasiones, y con distintos nombres”.

Tras obtener este certificado de la Policía, Manuel Muñoz pudo defenderse de las acusaciones que recaían sobre él, por delitos cometidos por el delincuente común que años después, en octubre de 2013, asaltó la vivienda del ex tesorero del PP Luis Bárcenas disfrazado de sacerdote, por encargo de altos mandos del Ministerio de Interior.

Cuando Manuel Muñoz denunció en Comisaría que alguien estaba suplantando la identidad, Enrique Olivares ya acumulaba una larga carrera delictiva. Olivares había sido denunciado en cuatro ocasiones por robo con fuerza en las cosas entre 1966 y 1967. En 1976 fue denunciado por una falta contra el orden público y en 1980 por tenencia de drogas para el tráfico y en 1999 por estragos, como ha informado OKDIARIO.

Enrique Olivares
El certificado que la Policía emitió en 1980 para aclarar que Juan Manuel Muñoz Muñoz no tenía nada que ver con los delitos cometidos por Enrique Olivares.

Tras esta última denuncia, huyó temporalmente a Argentina, donde la Policía le fichó como persona indocumentada en 2002. Juan Manuel Muñoz Muñoz no tenía ninguna responsabilidad por estos hechos, y desconocía que Enrique Olivares estaba utilizando su identidad, hasta que comenzaron a llegarle las primeras denuncias.

Como ha informado OKDIARIO, mandos del Ministerio de Interior pagaron a Enrique Olivares 10.000 euros de los fondos reservados, y le ofrecieron otros 40.000, para que intentara recuperar de la casa de Luis Bárcenas documentación sobre la financiación irregular del PP, con el fin de evitar que llegara a manos de los jueces.

Tras ser aleccionado sobre los hábitos de la familia Bárcenas y sobre la distribución de la vivienda, Olivares puso en marcha el plan el 23 de octubre de 2013. Gracias a su disfraz, engañó a la asistenta dominicana diciéndole que era un cura de Instituciones Penitenciarias y traía un formulario para intentar que el ex tesorero del PP obtuviera la libertad condicional.

Una vez dentro, amenazó y amordazó a los tres ocupantes de la vivienda (la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, su hijo Guillermo Bárcenas y la asistenta). “Tú túmbate en el suelo o le pego un tiro a tu madre”, le espetó al hijo del tesorero del PP, apuntándole con un revolver. Finalmente, en un descuido, Willy Bárcenas logró liberarse de las ataduras y arrebató el arma al falso cura, que emprendió la huida frustrando el plan diseñado desde el Ministerio de Interior.

Enrique Olivares
La ficha que la Policía Judicial elaboró en 1980 con las huellas de la persona cuya identidad había suplantado Enrique Olivares.

Últimas noticias