Elecciones EEUU 2020

Swing States: ¿Qué son estados péndulo o bisagra en las elecciones de EEUU?

Swing States: ¿Qué son estados péndulo o bisagra en las elecciones de EEUU?

El 3 de noviembre Estados Unidos elige a su próximo presidente. La mayoría de los estados votan casi de forma inamovible por el Partido Demócrata o el Partido Republicano, pero existen otros estados que fluctúan entre un partido y otro. A estos estados se les conoce como ‘swing states’ o estados péndulo. Son clave para determinar el resultado final de las elecciones.

La elección presidencial dependerá de lo que ocurra en una decena de estados donde ningún partido es preponderante. Estos estados son Pennsylvania, Iowa, Georgia, Ohio, Wisconsin, Michigan, Arizona, Carolina del Norte y Florida. Generan la mitad de los votos necesarios para que un candidato obtenga una victoria. El presidente de EEUU no gana por la cantidad de votos recibidos, necesita sumar victorias en cada uno de los 50 estados. Algo que convierte a Florida, con 29 electores, un uno de los estados más disputados en cada elección.

Florida (29 electores)

Desde la elecciones de 1994, todos los candidatos que han ganado en el estado de Florida han acabado siendo presidentes de Estados Unidos. Para alcanzar la presidencia, los candidatos deben sumar victorias en cada uno de los 50 estados, algo que convierte a Florida, con 29 electores, en uno de los estados más disputados.

Pennsylvania (20 electores)

Después de Florida, Pennsylvania es el estado con mayor número de electores. En 2016, Donald Trump logró hacerse con la victoria de Pennsylvania, un triunfo que no conseguía el Partido Republicano desde las elecciones 1988, cuando George Bosh padre ganó en este estado.

Ohio (18 electores)

Las últimas encuestas vaticinan un triunfo, poco holgado, para Donald Trump en Ohio. Es uno de los estados más disputados en las elecciones y donde más empeño ponen los candidatos para convencer a los votantes indecisos.

Michigan (16 electores)

En 2016 el republicano Donald Trump, logró cambiar el color de un estado que desde las elecciones de 1988 había votado al Partido Demócrata. Las últimas encuestas dan una leve ventaja al candidato demócrata, Joe Biden, sobre el presidente Trump.

Georgia (16 electores)

Los republicanos han conseguido imponerse en Georgia en las últimas tres elecciones pese a que los sondeos vaticinaban victorias demócratas. Con 16 electores, Georgia es uno de los estados bisagra con mayor número de electores junto a Florida, Pensilvania y Ohio.

Carolina del Norte (15 electores)

A pesar de ser un estado tradicionalmente republicano, en 2008 el demócrata Barack Obama se impuso en Carolina del Norte.

Arizona (11 electores)

Tradicionalmente, los demócratas consiguen en Arizona al votante con título universitario, mientras que el votante sin formación superior tiende a votar al Partido Republicano. Sin embargo, la comunidad hispana es cada vez mayor en Arizona y ésta es mayoritariamente conservadora.

Wisconsin (10 electores)

Wisconsin es uno de los estados donde el Partido Demócrata está poniendo más empeño. En 2016, este estado fue determinante para la victoria de Donald Trump.

Iowa (6 electores)

El caso de Iowa es curioso. Pese a contar con tan sólo 6 electores, éstos están divididos. La inmensa mayoría de los votantes demócratas están concentrados en zonas metropolitanas mientras que las zonas rurales suele recoger apoyos al Partido Republicano.

Lo último en Internacional

Últimas noticias